www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GWYNETH PALTROW, NAOMI WATTS Y JULIANNE MOORE, ENTRE LAS MEJORES

La alfombra roja de los Óscar

Elena Viñas
x
elenavinaselimparciales/11/5/11/23
La alfombra roja de los Óscar
Variedad de diseñadores en la alfombra roja de los Óscar, en la que destacaron Gwyneth Paltrow, Naomi Watts, Julianne Moore y Sienna Miller con diseños de Ralph and Russo, Armani, Chanel y Óscar de la Renta. También estuvieron acertadas la francesa Marion Cotillard, con una apuesta arriesgada de Dior, y las británicas Sophie Hunter, mujer de Benedict Cumberbatch, y Rosamund Pike, de Givenchy | FOTOS DE LA ALFOMBRA ROJA
Patricia Arquette fue la primera nominada en pisar la alfombra roja de la 87 edición de los Óscar. La intérprete de Boyhood eligió un vestido de Rosetta Getty asimétrico en blanco y negro.

Dakota Johnson ha aprovechado el éxito de taquilla de Cincuenta sombras de Grey para asistir a los Óscar y participar, incluso, como presentadora de uno de los galardones. La actriz ha vestido un diseño de Yves Saint Laurent rojo, asimétrico y con detalles metálicos en el hombro. Melanie Griffith, su madre, ha acompañado a Johnson vestida de negro con un modelo de silueta estilo columna.

Blanco, calado, con cola y, como no, de Dior ha sido el vestido que ha elegido Marion Cotillard, un modelo en blanco brocado con detalle volumétrico a la espalda con una banda en negro; composición que recuerda al Dior de Jennifer Lawrence que tanto dio que hablar en los Globos de Oro del año pasado.

Durante los últimos meses, una de las que ha despertado mucha atención en las alfombras rojas ha sido Felicity Jones. La británica, que ha lucido últimamente diseños de Dior, se ha decantado por un vestido de raso, ese tejido supuestamente tachado de la lista de los estilistas, formado por una falda con mucho volumen y un cuerpo de pedrería con cuello halter. Según ha contado la actriz, es un diseño de su compatriota el diseñador fallecido Alexander McQueen. El corte recuerda al Balmain vintage que lució Penélope Cruz cuando recibió el Óscar.

Rosamund Pike, de Givenchy y rojo, ha lucido figura enfundada en un diseño con estampado floral. El negro ha sido el protagonista del minimalista vestido de Cate Blanchett, que solo ha animado su elección de Maison Margiela con un discreto escote en la espalda y un espectacular gargantilla.

Laura Dern ha vestido un diseño metálico palabra de honor hecho expresamente para ella por Alberta Ferretti.

Pensar en rosa en la alfombra roja es hablar de Gwyneth Paltrow y su diseño de princesa de hace unos cuantos años. La actriz ha vuelto a confiar en este color tras años decantándose por blancos o metalizados, y lo ha hecho con acierto, como suele ser habitual en ella, y además escogiendo una firma rara vez vista en los Óscar: un Ralph and Russo en tono pastel, asimétrico y decorado por una gran flor en un hombro. Ha completado el look con unos pendientes largos y el pelo semirecogido.

Emma Stone rompió los esquemas en los Globos de Oro vestida con pantalones para presentarse en los Óscar con un diseño de corte clásico de Elie Saab. Algo desconcertante.

Versace ha estado representado por Jennifer Aniston, quien ha vuelto a confiar en su melena suelta para lucir un diseño en color pastel con lentejuelas y trasparencias. Otra de las grandes firmas que hasta ahora no había pisado la alfombra roja era Valentino, hasta la aparición de Keira Knightley, que prefirió un diseño floral del italiano a Chanel, firma de la que es imagen.

Lupita Nyong'o
ha dejado atrás el aspecto aniñado que lució el año pasado para recibir el Óscar y se ha decantado en esta ocasión por un diseño estilo columna formado por 6.000 perlas y pronunciado escote en la espalda. Una joya en sí misma de Calvin Klein por Francisco Costa.

El único Chanel
de la noche, diseñado especialmente para ella por Karl Lagerfeld, lo lució Julianne Moore y el único Armani Privé, Naomi Watts. Ambas de lo mejor de la noche.

Otra de esas mujeres que marcan tendencia es Sienna Miller, vestida de Óscar de la Renta en azul marino y detalles en terciopelo negro.

La elegancia natural de Sophie Hunter, mujer de Benedict Cumberbatch, la convierte en una de las mujeres que más miradas atrae, sobre todo por la novedad. En esta ocasión, ha arriesgado con un vestido rojo con abertura en un lado que apenas dejaba distinguir su embarazo. Acertada.

Lejos han quedado los días en que Nicole Kidman era garantía de éxito. Su descafeinada elección para los Óscar confirma su mala racha: un palabra de honor con brillo adornado por un ¿fajín rojo?

Después de años dando el cante con modelitos imposibles, que enseñaban más de lo que tapaban, Jennifer Lopez ha vestido un diseño discreto.

La cantante, y actriz venida a menos, ha lucido un Elie Saab de corte característico del diseñador libanés. Eso sí, con pronunciado escote y estilo princesa.

Del marrón al azul y sin acertar. Así podría resumirse la evolución de Jessica Chastain de los Globos de Oro a los Óscar, ceremonia en la que ha participado como presentadora vestida de Givenchy de Riccardo Tisci azul y cayendo varios puestos entre las que mejor visten en este tipo de ocasiones. No convencen ni la abertura de la falda, ni las sandalias trasnochadas forradas con la misma tela del vestido.

Tampoco ha tenido un buen día Scarlett Johansson. Este año ha elegido un Versace verde entallado que ha acompañado con un recargado collar, que casi hacía las veces de collarín.

La actriz y cantante Anna Kendrick se ha decantado por un vestido salmón con cuello halter. Ha lucido un modelo del diseñador tailandés Thakoon mientras que Margot Robbie ha lucido uno negro de gasa y manga larga de Yves Saint Laurent.

Un J. Mendel de manga larga con pronunciado escote ha sido el diseño elegido por la cantante de country Faith Hill, esposa de Tim McGraw, uno de los invitados a actuar esta noche.

Chrissy Teigen, mujer de John Legend, había tenido unas apariciones muy acertadas, pero ha tropezado en los Óscar con un vestido azul celeste que enseñaba demasiado y decía poco.

Anodina ha sido la elección de Kerry Washington, que ha vuelto a elegir un Miu Miu para los Óscar como ya hizo hace dos años.