www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A PARTIR DEL 20 DE ABRIL

Tres Violettas para presentar La Traviata en el Teatro Real

jueves 16 de abril de 2015, 15:05h
A partir del 20 de abril, el Teatro Real acoge la representación de La Traviata, ópera de Verdi que llega a Madrid interpretada por tres sopranos – la albanesa Ermonela Jaho, la moldava Irina Lungu y la rusa Venera Gimadieva - encargadas de ponerse en la piel de Violetta. El 8 de mayo, la ópera será retransmitida en directo en varios puntos de Madrid.
'La Traviata' llega al Teatro Real el 20 de abril Foto: Teatro Real
Ampliar
'La Traviata' llega al Teatro Real el 20 de abril Foto: Teatro Real

Las tres sopranos que a partir del próximo día 20 de abril darán vida al mítico rol de Violetta han sido las encargadas este jueves de presentar a los medios la famosísima ópera de Verdi.

Junto a ellas estaban el maestro Renato Palumbo, experto director de orquesta verdiano, el director general del coliseo madrileño, Ignacio García Belenguer, así como Joan Matabosch, director artístico del Real, quien ha querido dejar claro que, aunque pocas, aún quedan entradas para alguna de las 16 funciones de La Traviata que se representarán en Madrid entre los días 20 de abril y 9 de mayo. No resultará difícil, en todo caso, ver la ópera verdiana que tanta expectación provoca siempre en cualquier lugar del mundo. Se trata, en palabras de Palumbo, de “una obra en continuo desarrollo”, y el Teatro Real ha querido aprovechar la coincidencia en el tiempo de la Semana de la Ópera y del Día Europeo de la Ópera con las representaciones de La Traviata, para acercar la trágica historia, basada en la obra de Alejandro Dumas La dama de las camelias, a todo el público. Lo va a hacer con un despliegue, desde luego, importante. Con la retransmisión en directo de la función del 8 de mayo en diferentes espacios culturales de la capital: Museo del Pardo, Centro de Arte Reina Sofía, Museo Thyssen- Bornemisza, en la Casa del Lector del Matadero, la Fundación Canal, Fundación Giner de los Ríos, Centro Cultural Conde Duque, así como en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid, en la calle Mayor, 86.

En el resto de España, La Traviata del Real llegará también a diversos auditorios, espacios culturales y universitarios, siempre con carácter gratuito, y al evento ya se han empezado a sumar ciudades como Segovia, Sevilla, Granada, Pamplona y Vitoria. Además, el Real volverá a sacar su pantalla gigante a la Plaza de Oriente para ofrecer la obra en directo, la cual que podrá verse, igualmente de manera gratuita, en todo el mundo a través de Palco Digital.

No será tan fácil, sin embargo, tener la oportunidad de ver y escuchar a cada una de las tres Violettas – la albanesa Ermonela Jaho, la moldava Irina Lungu y la rusa Venera Gimadieva - que coincidían este jueves en destacar la importancia de transmitir emociones, por encima incluso de la técnica vocal, a la hora de enfrentar este complejo papel. Aunque esto sería lo ideal, como advertía el maestro Palumbo, “porque quien vea los tres repartos, verá tres Traviatas diferentes”. A él como director, ha afirmado, le corresponde, en todo caso, “la misión de ver el estilo de cada una de las sopranos y, respetando el propio carácter de cada una de ellas, intentar aproximar lo más posible sus interpretaciones para conseguir que el nivel en todas las funciones sea el mejor”.

Para completar el trío protagonista, se alternarán en el escenario los tenores Francesco Demuro, Antonio Gandía y Teodor Ilincâl, y los barítonos Juan Jesús Rodríguez, Ángel Ódena, así como el veterano y siempre esperado Leo Nucci. Para el maestro italiano, esta obra, la más representada en el panorama lirico mundial, es, por otra parte, una de las más complejas, a pesar de que, en apariencia, se la pueda llegar a calificar de sencilla. Renato Palumbo ha querido destacar, además, el esfuerzo del Real para llevar esta ópera al público en general. Porque ello supone reconocer lo que, a su juicio, significa la ópera lírica en general: un pequeño mundo sin contaminar – o mínimamente contaminado – que puede enseñarnos a ser mejores personas y ciudadanos.

Por lo que se refiere a la puesta en escena de esta coproducción del Real con el Liceu, la Ópera de Glasgow y la Ópera Nacional de Cardiff, teatros en los que ya ha sido representada, su responsable, David McVicar, ha optado por seguir la senda de Dumas. Es decir, reflejar desde el inicio de la ópera la fatalidad del destino de Violetta, el personaje inspirado en Marie Duplessis, famosa cortesana del París decimonónico amante de artistas y bohemios, cuyo fallecimiento por tuberculosis a los 23 años tanto había impresionado al autor de la novela. Por eso, todo el drama de esta producción transcurre sobre la piedra gris de su tumba en una escenografía concebida por Tanya McCallin a base de espacios sobrios y reducidos, más acordes para McVicar con la vida real de la malograda protagonista. El objetivo del veterano director de escena escocés ha sido, según él mismo reconoce, muy concreto: despojar La Traviata de elementos decorativos superfluos, ambientando la obra en su época pero dentro de una atmosfera sombría de angostos espacios, muy lejos de las exageradas proporciones de los decorados tradicionales de esta ópera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios