www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENCUESTA DEL CIS: DESCALABRO DEL PP, NO CATÁSTROFE

jueves 07 de mayo de 2015, 14:34h
La encuesta del CIS no altera sustancialmente lo que han reflejado otros sondeos. El retroceso...
La encuesta del CIS no altera sustancialmente lo que han reflejado otros sondeos. El retroceso del PP se acerca al descalabro, pero no se trata de una catástrofe. Eso hubiera dejado a Mariano Rajoy en una situación casi insostenible porque, de producirse, varios barones populares están dispuestos a convocar un Congreso Extraordinario para replantear la candidatura del líder popular a las elecciones generales.

El bipartidismo se mantiene según la encuesta condicionado no como hasta ahora por Izquierda Unida y los partidos nacionalistas vasco y catalán, sino por dos nuevas agrupaciones, Ciudadanos y Podemos. Ciudadanos en alza espectacular y Podemos en retroceso. UPyD parece caer en el olvido como en su día ocurrió con las operaciones Roca y Garrigues y con el CDS de Adolfo Suárez. Los intentos de un partido bisagra encuentran en España especiales dificultades porque queda muy poco espacio en el centro ya que la izquierda española es centroizquierda y la derecha española es centroderecha.

Tal vez lo más significativo de la encuesta del CIS es el retroceso del PSOE, si bien se trata como en el caso del PP de un descalabro y no de una catástrofe. La estabilidad de España ha descansado en los últimas cuatro décadas sobre la alternativa de los dos grandes partidos constitucionales, el PSOE y el PP. Si el PSOE se mantiene en cifras menores puede caer en la tentación de formar un Frente Popular ampliado en el que no mandará el sector moderado socialista sino que se impondría la izquierda radical.

En todo caso, la verdadera encuesta se va a producir dentro de unos días. El 24 de mayo votará el pueblo español y conoceremos las coordenadas sobre las que se va a mover la política autonómica y municipal en los próximos cuatro años. Mariano Rajoy, finalmente, dispondrá de seis meses para recuperar el terreno perdido y si se lanza a la arena política del ruedo ibérico las cosas, de cara a las elecciones generales, pueden mejorar para el Partido Popular.