www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ CONTRA SUSANA

sábado 16 de mayo de 2015, 17:52h
Pedro Sánchez lo niega. Pero en Ferraz todos saben que se frota las manos. La prepotencia de...

Pedro Sánchez lo niega. Pero en Ferraz todos saben que se frota las manos. La prepotencia de Susana Díaz tenía como objetivo sustituir para las elecciones de 2019, tal vez antes, al actual secretario general del PSOE. Eran -y son- muchos los dirigentes del Partido Socialista los que intrigaban- o intrigan – para cerrar el camino a Pedro Sánchez al que se considera sin carisma ni pegada para ganar unas elecciones generales.

El revolcón que ha sufrido Susana Díaz por tres veces despeja la situación del secretario general. Susana Díaz convocó elecciones porque Andalucía era la única Comunidad Autónoma en la que podía ganar el PSOE. Eso significaba ofrecer, por un lado, una imagen positiva del partido antes del 24 de mayo y, por otro lado, robustecer la figura de Susana Díaz como candidata a restablecer la fuerza de un PSOE agriamente zarandeado.

Susana Díaz ganó pero no por la suficiente mayoría. Su prepotencia y su euforia tras las elecciones andaluzas no estaba justificada. Pero ella dio por sentado que sería elegida presidenta de la Junta como muy tarde en la segunda votación. Estaba claro sin embargo que al PP, a Ciudadanos, a Podemos y a Izquierda Unida les convenía esperar los resultados del 24-M. Y eso es lo que han hecho. Conforme a esos resultados, trazarán su estrategia de apoyo, abstención o nuevas elecciones en Andalucía.

En su abierta lucha contra Pedro Sánchez, Susana Díaz ha perdido la primera batalla. Veremos lo que ocurre en el futuro porque la guerra será larga y, sin duda alguna, agria y espinosa.