www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A PARTIR DEL 27 DE MAYO

El Real estrena Fidelio, canto al amor y a la lucha de Beethoven

lunes 25 de mayo de 2015, 15:56h
Fidelio, de Beethoven, llega al Teatro Real, donde podrán verse ocho funciones a partir del 27 de mayo. Se trata de un desafío para solistas y coro pues Beethoven no era un compositor vocal.

El Teatro Real ofrecerá a partir del próximo 27 de mayo ocho funciones de la única ópera compuesta por Beethoven, Fidelio, en una producción procedente del Palau de les Arts con dirección musical de Hartmut Haenchen.

Como recordaba Joan Matabosch, director artístico del coliseo madrileño, en la rueda de prensa de este lunes correspondiente a la presentación del estreno de la próxima ópera de la presente temporada, Fidelio fue para su creador, el genial Beethoven, un quebradero de cabeza, con un sinfín de revisiones y modificaciones. A España, en concreto al Teatro Real – únicamente hubo dos o tres representaciones- ­, la ópera llegó casi 80 años después de su estreno en Viena el 20 de noviembre de 1805. En realidad, tendríamos que hablar del estreno de la primera versión porque hubo, asimismo, estreno de la segunda, también en la capital austriaca en marzo de 1806, y de la tercera, en 1914, considerada la versión (más) definitiva. Avatares de perfeccionismo artístico aparte, hoy Fidelio está considerada una pieza clave de la música que ha ejercido, en palabras del responsable musical de esta producción, una influencia notable en importantes compositores posteriores a Beethoven. Para Hartmut Haenchen, de hecho, sin Fidelio hoy no conoceríamos al mismo Wagner que admiramos.



Se trata, por otra parte, de un auténtico desafío para los solistas y el coro ya que no era Beethoven un compositor vocal. Muy al contrario, el genio alemán partía siempre del instrumento y, por ello, cantar su obra resulta extremadamente complicado. Haenchen advertía, asimismo, que dirigir Fidelio tampoco es tarea fácil, confesando que, en su caso, la última vez se remonta a 1981. “Ese año decidí que no volvería a hacerlo, pero aquí estoy”, bromeaba, explicando que en esta ocasión ha trabajado con la última edición realizada de la ópera de Beethoven. También, apoyándose en los manuscritos del propio compositor, a causa de ciertos errores tipográficos que había ido detectando a medida que avanzaban los ensayos durante estas últimas semanas. Pero “quien haya visto alguna vez un manuscrito de Beethoven ya sabrá que su escritura era un auténtico desastre”, concluía Haenchen, aclarando que este “regreso” a Fidelio – a pesar de su promesa de 1981 – se enmarca dentro de un importante proyecto profesional que bajo el título de War & Peace (Guerra y Paz) pretende alertar a la gente de lo que ambas cosas significan. Y que puede hacerse a través de la música, con una serie de conciertos y de óperas que le llevarán a una gran gira por diferentes lugares del mundo. En estas ocho funciones de Madrid, Haenchen se pondrá al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y contará con un reparto encabezado por Michael König, Adrianne Pieczonka y Anett Fritsch en los papeles principales.

Por lo que se refiere a la escena, su director, Pier’Alli, que ejerce también como responsable de la escenografía, de los figurines y la iluminación en lo que es su primera experiencia en el teatro de la Plaza de Oriente, ha apostado por una concepción compleja, cargada de simbolismo. Ha querido, además, despojarla de elementos escénicos ornamentales dando a lo audiovisual un carácter fundamental a la hora de reforzar diferentes aspectos de una trama que él considera que encierra en sí misma, varias tramas más. Diferenciando los diferentes estadios por los que se desarrolla la obra, desde la comedia de enredo que empieza siendo hasta el drama posterior y, finalmente, la explosión de luz y emoción que supone la liberación de los prisioneros encarcelados. Una explosión de violencia espiritual, que Pier’Alli considera metáfora de la revolución.



Porque Fidelio está inspirada en un hecho real ocurrido precisamente durante el periodo del terror en Francia, a pesar de que el libreto de Jean­ Nicolas Bouilly traslada la acción a España para conservar el anonimato. En todo caso, la obra contiene mucho más que una decidida defensa de la justicia y la libertad. Es una defensa de la justicia y la libertad, una clara exaltación del amor, que gira en torno al personaje de Leonore/Fidelio. Una mujer que lucha por sus principios, abandonando el lugar de víctima en espera del héroe que venga a salvarla, papel que tradicionalmente se asignaba a la mujer. Figura precursora, sin duda, de las heroínas de Wagner.

En torno al estreno de la ópera se han organizado dos actividades con carácter paralelo. Por una parte, el Museo Nacional del Romanticismo acogerá la conferencia de Joaquín Turina,
Beethoven en el Madrid romántico, el próximo 28 de mayo a las 19:00 horas y, a su vez, el ciclo Los domingos de cámara ofrecerá un programa dedicado íntegramente al compositor alemán el 7 de junio a las 12:00 horas en la sala principal del coliseo madrileño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.