www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY DEBIÓ ESTAR EN BERLÍN

martes 09 de junio de 2015, 12:34h
El Barcelona ganó para España, de forma brillante, la Copa de Campeones de Europa...

El Barcelona ganó para España, de forma brillante, la Copa de Campeones de Europa. El presidente del Gobierno debió asistir en el estadio berlinés al acontecimiento. No lo hizo y los que así le aconsejaron cometieron un error. La pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey fue lamentable, pero no puede utilizarse como pretexto o coartada para no desplazarse a Berlín para participar en el grandioso éxito, éxito esperado, del fútbol español.

Mariano Rajoy ha acertado al sacar a España del túnel de la crisis económica. El Fondo Monetario Internacional ha elevado a 3,1 la crecida del PIB español para 2015 y Angela Merkel ha insistido en presentar como modelo a seguir la política de Mariano Rajoy para sortear la crisis. Seriamente, nadie puede negar al presidente del Gobierno su gran éxito nacional e internacional.

La hemorragia de votos que sufre se deriva de la torpeza en la política de comunicación y en la estúpida distancia que los que le rodean le han impuesto en su relación con las realidades populares de España. No voy a insistir en su ausencia total de atención al teatro, cuando en cuatro ocasiones el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha estrenado en España. Al teatro en Madrid acude cada año un millón de espectadores más que a los estadios de los cuatro equipos madrileños de Primera División. Tampoco ha aparecido Rajoy en los estrenos de cine ni en las grandes exposiciones que han vertebrado la vida cultural madrileña.

Pero la cita de Berlín, contemplada por decenas de millones de personas en todo el mundo, parecía obligada. Y se me escapa qué argumentos le han dado al presidente para no estar en la capital alemana para aplaudir a un gran equipo español y regocijarse con su victoria.