www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Andrea Camilleri: Un filo de luz

domingo 14 de junio de 2015, 16:23h
Andrea Camilleri: Un filo de luz

Traducción Teresa Clavel Lledó. Salamandra. Barcelona, 2015. 219 páginas.16 €

Por Jorge Pato García

Cuántas veces en esta vida tomamos decisiones aparentemente sin importancia y finalmente acaban siendo trascendentales. Esto es lo que le ocurre al comisario Montalbano en esta nueva entrega que el prolífico Andrea Camilleri ha sacado a la luz.

El célebre, literariamente hablando, Montalbano decide no estar presente durante la visita de postureo político que realiza el ministro del Interior a la localidad de Vigata, en su lugar prefiere acudir a una exposición en una galería de arte de reciente apertura y allí se produce el inesperado encuentro con Marian De Rosa, la propietaria de la galería, una mujer incapaz de dejar indiferente a ningún hombre, y, lo más importante, que con su sola presencia doblega los sentimientos de Montalbano, que a diferencia con otras mujeres él mismo sabe que es algo más que una simple atracción. El enamoramiento surge en su interior y será esta relación uno de los pilares de la novela.

Por supuesto que volverán esos sueños premonitorios, una nueva pesadilla que deja en el interior del comisario esa sensación de desazón que hace presagiar que la pesadilla tendrá su traslación a la realidad. En esta ocasión, la parte policiaca de la novela viene con tres casos en los que Montalbano trabajará. Por un lado, las ramificaciones de una red de delincuencia internacional a gran escala que parecen haber llegado a Vigata, cabe recordar en este punto que no tenemos lugar en el mapa donde ubicar esta ciudad, ya que el nombre es fruto de la mente creativa de Camilleri, quien siempre finaliza todas las novelas de Montalbano con la advertencia expresa de que todo lo relatado es pura ficción, y que huye por completo de tratar de plasmar realidades soterradas bajo las líneas de sus libros.

También investigará un crimen en el que parecen mezclarse el robo y la agresión sexual a una joven, casada con el dueño de unos supermercados. Completando este esquema policiaco tendrá que hacer pesquisas sobre la desaparición de dos tunecinos exiliados. Nuevamente el comisario Montalbano deberá aunar esfuerzos para conseguir soportar todo lo que su labor policial requiere con la situación turbulenta que vive a nivel personal como consecuencia del amor.

Y tenemos un componente más, ese pasado que siempre nos persigue y que nos acecha en cualquier recodo del camino de la vida para acabar asaltándonos. Livia, una mujer aparentemente ya olvidada, vuelve a presentarse en la vida del comisario pero de una manera que él jamás habría deseado, ya que será al final de sus investigaciones cuando por desgracia aparezca de nuevo esta mujer que tanto marco al comisario.

No deja de sorprendernos Andrea Camilleri con las aventuras de Montalbano. A pesar de su edad y de la veintena de entregas, no hay un atisbo de falta de imaginación o de pasión en su trabajo. Esperemos poder seguir disfrutando muchos años más de la obra del escritor italiano, quien como magnifico colofón nos tiene reservada una entrega póstuma de Montalbano, un regalo que junto con el resto de su obra quedará para la posteridad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.