www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RITA MAESTRE, EN EL OJO DEL HURACÁN

miércoles 17 de junio de 2015, 11:37h
Rita Maestre tiene todo el derecho a creer que la religión es el opio del pueblo...

Rita Maestre tiene todo el derecho a creer que la religión es el opio del pueblo. Todo el derecho a defender su creencia en los periódicos impresos, hablados, audiovisuales y digitales. Todo el derecho a afirmar que en un centro público no deben autorizarse ni capillas ni sinagogas ni mezquitas. Todo el derecho a difundir lo que piensa a través del libro, las conferencias y los coloquios. Todo el derecho a manifestarse, in púribus, si así lo desea, y pancarta en ristre, en compañía de los que piensan como ella.

A lo que no tiene derecho Rita Maestre es a la violencia de irrumpir en una capilla, quebrantando el derecho de los que discrepan ideológicamente de ella. El allanamiento de la capilla de la Universidad Complutense es un acto reprobable en sí mismo y corresponde a los jueces sentenciar un posible pero no probable delito. Conviene no confundir las cosas.

Tal vez no esté de más recordar a Rita Maestre que todos los fines de semana acuden a misa 11.000.000 de españoles; que el 90% de los niños que nacen en nuestro país son bautizados; que el 80% de los padres de familia solicitan enseñanza de religión en escuelas y colegios para sus hijos; que en torno al Papa se han producido las manifestaciones populares más ingentes que ha conocido la sociedad española. Y que en todo el mundo la Iglesia Católica es, con escasas excepciones, la Iglesia de los pobres y allí donde no aparece jamás un comunista, en los centros de sida, en los hospitales de enfermedades infecciosas, en las leproserías, en los asilos de ancianos terminales, allí están siempre los misioneros católicos y las monjas generosas, las Teresas de Calcuta que vertebran la acción de la Iglesia.

Se puede discrepar de la labor humanitaria y social que hace la Iglesia Católica. Se puede combatir su propia existencia pero siempre desde el respeto, sin violencias, irrupciones agresivas o allanamientos. Rita Maestre representa una minoría diminuta en comparación con lo que significa la Iglesia Católica en España. Lo menos que puede exigírsele es que mantenga hacia ella y hacia sus millones de fieles el debido respeto.