www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY: NO BASTA EL TRIUNFALISMO ECONÓMICO

viernes 19 de junio de 2015, 13:26h
He querido esperar a que los columnistas del incienso aromaran las decisiones de Mariano Rajoy en el partido...
He querido esperar a que los columnistas del incienso aromaran las decisiones de Mariano Rajoy en el partido; a que los comentaristas críticos le despedazaran por su parto del ratón, para referirme en este espacio al aire libre a la crónica anunciada de los cambios jibarizados.

De todo lo publicado, destaca claramente el sabio editorial de El Mundo en el que el periódico, sin filias ni fobias, dice la pura verdad: Rajoy ha decidido tomar directamente las riendas del Partido Popular y pilotar él mismo la campaña electoral. No se fía ya de nadie y asume toda la responsabilidad del resultado de las próximas elecciones generales. Sabe el presidente que si no alcanza la mayoría absoluta o al menos la roza, se verá obligado a abandonar la silla curul monclovita. Si fuera necesaria una alianza con Ciudadanos para mantener el poder, la solución sería encumbrar a Albert Rivera en la presidencia del Gobierno. Así lo propugnan destacados dirigentes del PP. Rajoy lo sabe y se esforzará por recuperar el terreno perdido a causa de la política arriólica de no hacer nada porque el tiempo lo arregla todo.

Tarde, tal vez demasiado tarde, el presidente del Gobierno se ha dado cuenta de que no basta el triunfalismo económico. Está claro que si no hubiera superado la crisis no tendría nada que hacer. Pero la ciudadanía que vota al PP exige mucho más en el orden político, sobre todo, por lo que respecta al órdago secesionista de Arturo Mas. A Rajoy le ha costado demasiado tiempo entender que una parte de las bases electorales del PP anteponen la unidad de España al bienestar económico.