www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Luis Bello: Una mina de oro en la puerta del Sol y otras dos novelas cortas

domingo 21 de junio de 2015, 17:39h
Luis Bello: Una mina de oro en la puerta del Sol y otras dos novelas cortas

Edición de José Miguel González Soriano. Renacimiento. Sevilla, 2015. 208 págs. 18 €

Por Francisco Estévez

Estamos ante una edición ejemplar. Conviene resaltar de inmediato lo que nadie afirma. En estos últimos años proliferan ediciones y antologías, en especial de autores del primer tercio de siglo XX español, con erratas de mayor o menor bulto, dolorosas amputaciones textuales, en suma, infieles a la obra original. En excelentes sellos editoriales, presentan además varias de ellas introducciones epidérmicas que pueden despistar o, peor aún, alejar al posible interesado. ¿Será acaso signo de la planicie de este tiempo nuestro que nos toca transitar? Entre otras variables a destacar, una edición, con sus anejos textuales, es cuestión de respeto al autor, trabajo de investigación, reposo de ideas para contextualizar y enjundia literaria.De otro costado, independiente de su valía y obra, muchos escritores precisan tras su muerte de un crítico y editor a la altura para no ser engullidos por el insaciable olvido y enmarcarse con tino donde corresponda en el canon. Parece que ese gran agitador cultural, tan valioso en nuestras letras, que fue Luis Bello ha encontrado en la pluma de González Soriano alguien que sacuda el polvo de sus textos y desvele el verdadero perfil, la talla precisa, del prohombre.

La introducción a estas novelas cortas desvela un profundo conocimiento literario de la España de principios de siglo. El primer acierto consiste en centrar y poner de relieve el año literario de 1907, cuando las colecciones literarias en periódicos arrancaron de la mano de Eduardo Zamacois y su empresa El Cuento Semanal. Semejante acierto editorial implicó cambios sustanciales en nuestra sociedad, fundamentalmente introdujo el hábito de la lectura en muchos hogares. Luis Bello fue el último director de la hoja literaria más prestigiosa de España, Los Lunes de El Imparcial, para cuyo primer número del año 1907 Rubén Darío entregó la conocida “Epístola a Madame Lugones”. Encuadrado con estos y otros apuntes de relieve, adquiere su justa dimensión en tal año el primer libro de Luis Bello, El tributo a París, que inaugurará la colección “Biblioteca Nueva de Escritores Españoles” bajo protección de Alberto Insúa, donde se publicaría obra trascendente de Rubén Darío o Valle Inclán, entre otros nombres señeros.

Regeneracionista siempre, Luis Bello fue director de los periódicos Luz y Política, redactor jefe de El Mundo, corresponsal del diario España, escribió para el Heraldo de Madrid, fundó la revista Europa, y el curioso y efímero semanario La Crítica. En definitiva, fue un periodista cultural de capilar importancia en el entramado literario de España. Siempre dedicado a los otros, brindó menores arrestos a su obra literaria a la que, de común, se le afea carecer de narraciones de mayor recorrido o más profundo aliento. González Soriano define con precisión la esencia de su prosa: “finura de estilo, capacidad de observación, claridad y sobriedad, buenas dosis e ironía […] fruto de una cultura amplia y selecta”.

Este volumen presenta tres novelas cortas. Encabeza la muy curiosa Una mina de oro en la puerta del Sol (1913), con un paródico arranque y la garra de la ciencia-ficción en su vertiente espiritista, la menos conocida, esa de principio de siglo XX español. El hallazgo de unos esqueletos en el subsuelo del ministerio de Gobernación y una mina de oro en la madrileña Puerta del Sol agitarán la algarabía popular. Historia cómica de un pez chico (1922), tierno y cruel -valga el oxímoron- apólogo surrealista a favor de los desfavorecidos, es quizá la novela más acabada. El corazón de Jesús (1907) inventa una estampa de época que comenzaba a ser tema literario. En un Madrid hambriento y pobre, se entreteje el cristianismo mesiánico de cambio de siglo y los brotes anarquistas, siempre de aciago destino.

Está de suerte el Luis Bello más literario, y nosotros con él (Viaje por las escuelas de España, esa interesante obra, anda disponible desde hace tiempo, y puede accederse a ella en la Biblioteca Digital de Castilla y León). Por fin un crítico notable le brinda prestigio debido, la contextualización precisa y pone en circulación su obra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

+

0 comentarios