www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE CONSUMÓ LA RENDICIÓN DE TSIPRAS

lunes 13 de julio de 2015, 11:58h
Después de tanta impertinencia, después de tanto Varoufakis, después de tanto gallear...
Después de tanta impertinencia, después de tanto Varoufakis, después de tanto gallear, Alexis Tsipras, con Grecia metida en un corralito atroz, ha caído genuflexo ante Europa y se ha rendido de forma vergonzosa. Un sector del pueblo griego se siente vendido por su primer ministro. Tsipras tuvo la habilidad, eso sí, de convocar un referéndum que le ha permitido seguir en el poder. Si no llega a poner en marcha ese referéndum hoy se habría visto obligado a dimitir.

La supranacionalidad europea supone, entre otras cosas, que ningún país puede tirar de la máquina de hacer billetes disparando la inflación para pagar las fantasías del Gobierno de turno. Tsipras se ha rendido a la evidencia y ha hecho lo contrario de lo que le encaramó en el poder. En otra medida, José Luis Rodríguez Zapatero, que se dedicó al despilfarro del dinero público, fue amenazado por la Eurozona de un inmediato rescate y eso le obligó a aceptar los recortes impuestos por Bruselas y a anunciar que no se presentaría a las elecciones generales.

Europa, a pesar de todo, ha salido robustecida del órdago lanzado por la extrema izquierda helena. Grecia, gracias a la presión de Estados Unidos, no ha sido expulsada de la Unión Europea. La primera potencia del mundo no puede prescindir de las bases militares en territorio griego, claves para mantener el dificilísimo control en Oriente Medio en favor del Estado de Israel.