www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL NUEVO TRABAJO DE ALFONSO ALBACETE

Sólo Química: el amor, contado para los que no creen en el amor

jueves 16 de julio de 2015, 09:54h
Tras su estreno en el festival de Málaga, el nuevo trabajo de Alfonso Albacete llega a las salas el próximo viernes, 24 de julio. Sólo Química habla de amores imposibles haciendo un homenaje a la comedia romántica clásica y al musical con Ana Fernández, Alejo Sauras y Rodrigo Guirao como protagonistas y el respaldo de grandes actores José Coronado, María Esteve o Rossy de Palma, entre otros.
Fue en 2008. Festival de Málaga, uno de los escaparates más prolíficos de los últimos años para el cine español. El cineasta Alfonso Albacete (Más que Amor, Frenesí; Atómica) está promocionando su, por entonces, última película: Mentiras y Gordas. A su lado, en la parte de atrás del coche oficial, un actor “muy mediático” (probablemente Mario Casas). Un grupo de fans corren “enloquecidas” hacia el vehículo. Una de ellas logra alcanzar el coche, se sube en la carrocería y golpea los cristales que la separan de su ídolo. El cineasta, probablemente menos habituado a este tipo de escenas, la mira y piensa: “¿Qué pasaría si esta fan tuviera una historia de amor con el chico mediático?”. En ese preciso momento nace Sólo Química, el nuevo trabajo de Albacete, que se viste de comedia romántica y, tras su estreno en el mismo Festival malagueño en el mes de abril, llega la próxima semana a las salas. “Es lo que sucede en las comedias románticas, que funcionan las historias de amor imposibles”, dice el realizador a El Imparcial.

Con un reparto de auténtico lujo encabezado por Ana Fernández, Alejo Sauras y Rodrigo Guirao (al que se suman José Coronado, María Esteve, Rossy de Palma o Bibiana Fernández, entre otros), Sólo Química cuenta la relación sentimental entre una chica normal y su ídolo. De forma paralela tiende una tesis sobre el amor explicado de manera fisiológica (el amor es sólo química) en una comedia fresca que, en su flirteo con el género musical, regala además una estupenda banda sonora. El director responde a las preguntas de este diario y los tres protagonistas nos dan las claves de la película.



¿Cómo se ha buscado el equilibrio para retratar el fenómeno fan desde la comedia sin hacer una caricatura?
Bueno, creo que las fans se van a sentir muy contentas y se van a divertir mucho al verse reflejadas en la película. Desde el principio, hablé con Ana Fernández, y los dos queríamos ser muy, muy respetuosos con las fans. Ana tuvo contacto con ellas y hemos trabajado cómo hablar de este fenómeno y de estas chicas tratándolas con el respeto que se merecen, porque es muy importante para los artistas tener fans, que se les reconozca y que la gente les admire.

María Esteve me decía que se le había acabado la vis cómica

La película también cuenta los “atrases” del ‘star-system’ español, como la cara B de la fama…
Al escoger como protagonista a una chica, entre comillas, normal, y meterla en este mundo de alfombras rojas, de premieres, de fiestas privadas, de yates de lujo, de mansiones… lo interesante era lograr meter al espectador con ella y que viera, como dices, la cara B de esto. La idea es que vea que no es todo tan brillante y tan bonito como parece, que hay también una parte amarga y, sobre todo, una parte de muchísimo trabajo. Es un poco la esencia del personaje de Rodrigo Guirao, el actor mediático que además ha sido famoso desde que hacía anuncios de pañales, que no ha conocido otra cosa. Este es su mundo y es difícil acompañar a esa gente, ser la pareja de alguien así habiendo crecido de otra forma. También de eso, y más, habla Sólo Química.

Unes en la cinta a varias generaciones de actores que no solemos ver confluir en la gran pantalla…
Al tratar este mundo de amor y lujo necesitaba gente que me lo diera de verdad y para hacer una comedia romántica brillante necesitaba actores muy buenos. La comedia hay que tomársela muy en serio, hay que prepararla muchísimo. Yo me considero un director de actores, por lo que necesito a mi lado buenos intérpretes. Sí que es verdad que he logrado reunir a tres generaciones de actores. Gente como Ana Fernández, que es su primera película, pero con la que llevo muchísimo tiempo trabajando y ensayando y con la que he tenido una complicidad enorme. Descubrimientos, como Rodrigo Guirao, que es impresionante. O volver a trabajar con Alejo Sauras, que ya estuvo en mi anterior película, que es un grandísimo actor, un todoterreno, y con el que me une una química enorme. O el lujo de tener a José Coronado, que no suele hacer comedia y que además estaba con El Príncipe. Conseguir reunir todas las agendas ha sido lo más complicado. Tener a Bibiana Fernández, con la que ya había trabajado en mis dos primeras películas, es un lujazo. Y María Esteve, no te lo vas a creer, me decía que se le había acabado la vis cómica; yo me moría de la risa mientras me lo contaba y he demostrado que no tenía razón porque está maravillosa. Y luego están Neus Asensi, Silvia Marsó, Esmeralda Moya, Jaime Olias o Martina Klein, que ha llevado la luz a mi vida. Lo dicho, un lujazo de reparto.

En la cinta se percibe un esfuerzo notable por reírse de los clichés de la comedia romántica sin terminar cayendo en los clichés de la comedia romántica. ¿Cómo has abordado el género?
Como un homenaje a la comedia romántica, al cine clásico, a películas como Sabrina de Billy Wilder, o Cantando bajo la lluvia, donde se ven también esas alfombras rojas. Aquello eran los años veinte, durante el paso del cine mudo al sonoro, y ahora es totalmente diferente, pero también estamos en un momento de cambio: el del celuloide al digital. Hay muchísimos guiños al cine en la película y me he divertido muchísimo pudiendo pasearme por los géneros y haciendo pequeños homenajes a Tarantino, a El Padrino, al cine musical… Ha sido fantástico.

Dedicas tiempo a cada trabajo y han pasado cinco años desde tu última película. ¿Has notado diferencias o mayores dificultades dado el contexto económico actual y, en concreto, el de la industria del cine?
Bueno, esta película se ha podido hacer gracias a apoyos como el de TVE, Canal + o TB3. Pero sobre todo ha habido una productora, Rodar y Rodar, que suele hacer thriller (El cuerpo, El orfanato, Los ojos de Julia) pero que ha apostado por mí y por la comedia romántica. Creo que es un muy buen momento para la comedia, la gente quiere ver comedia, se está demostrando con películas como Ocho apellidos vascos o Perdiendo el norte. Me ha sido difícil, pero solo hasta cierto punto, porque he tenido el apoyo de este reparto tan brillante y de estos grupos de música tan buenos, como Fangoria, Second, Miss Cafeína o Zahara que han sido un empujón para la película.
La gente se ha reconciliado con el cine español a través de la comedia

Hasta hace no mucho, el público español apartaba un poco la comedia patria. ¿Por qué la abraza ahora?
La gente se ha reconciliado con el cine español a través de la comedia. A la gente le gusta que le cuenten cosas que les pasan a ellos, que les interesan; o, al contrario, olvidarse de lo que les pasa a ellos y meterse en un mundo de amor y lujo, dándole la vuelta a todo. En España somos mucho de reírnos de nosotros mismos, de pasárnoslo bien y de fiesta. Por eso existe una comedia como Sólo Química, que es una película dirigida, no sólo a los que no creemos en el amor, sino también a los que nos gusta ir al cine a pasarlo bien. Me quedo con una frase del personaje de María Esteve en la película: Hay que enfrentarse a la vida con una sonrisa. Eso es lo que es Sólo Química.

¿Cómo alguien que no cree en el amor puede hacer una comedia romántica?
No creo en el amor como se entiende habitualmente, pero sí creo en el amor al cine. Mi amante es el cine y voy prácticamente todos los días, meterme en historias totalmente diferentes, desde el cine más comercial al más alternativo e interesante. Creer o no creer en el amor no tiene nada que ver con que te guste la comedia romántica, y a mí me gusta.


Ana Fernández, Alejo Sauras y Rodrigo Guirao dan las claves de Sólo Química

Los protagonistas de Sólo Química charlan con El Imparcial sobre la última película de Alfonso Albacete. Como avance, los títulos para una romántica tarde sofá: Novia a la fuga, Love Actually y Notting Hill.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios