www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MISIÓN ROSETTA

Preocupación por la 'vida' de Philae en la superficie del cometa

lunes 20 de julio de 2015, 13:14h
Preocupación por la 'vida' de Philae en la superficie del cometa
El equipo de Philae, el 'lander' de la misión Rosetta de la ESA que el pasado 12 de noviembre hizo historia al aterrizar por primera vez en la superficie de un cometa, ha expresado su preocupación por no haber recibido señales claras de la sonda desde que despertó de una hibernación de siete meses el pasado 13 de junio.
Los responsables de la misión Rosetta de la ESA respiraban aliviados el pasado día 13 de junio al recibir, tras siete meses de silenciosa hibernación, las primeras señales de su módulo de aterrizaje. Philae, que se había echado a dormir tras un aterrizaje accidentado sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el pasado mes de noviembre, respondía por primera vez al orbitador Rosetta, esmerado en contactar con el robot desde el mes de abril. Sin embargo, tras la buena noticia el 'lander' no ha vuelto a comunicarse plenamente con Rosetta. Desde entonces, el equipo ha estado trabajando duro para volver a establecer contacto con Philae y operar el laboratorio que lleva a bordo para realizar mediciones científicas. Pero la máquina sigue en "modo silencioso" o con una "comunicación irregular", segun ha asegurado en un comunicado el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), que se encarga de descifrar la información que envía Philae.

Según el director del proyecto Philae DLR, Stephan Ulamec, los técnicos sospechan que "Philae podría haberse movido, de modo que sus antenas hayan quedado ocultas o en una orientación distinta" a la necesaria para la comunicación". En día de su histórico aterrizaje, Philae se convirtió en el primer artefacto humano en posarse sobre la superficie de un cometa. Sin embargo, el plan de descenso de este laboratorio de última generación no discurrió exactamente según lo previsto y no llegó a sujetarse al firme del 67P/Churyumov-Gerasimenko con todos sus anclajes.

Movimiento de Philae
En aquella breve comunicación del 13 de junio, Philae transmitió información acerca de la luz que llegaba a sus paneles solares, notable en aquel momento."Este perfil ha cambiado claramente entre junio y julio", dice Ulamec y explica que una disminución semejante de la cantidad de luz que absorbe el robot "no puede explicarse sólo por el curso de las estaciones de cometa". De ahí que el equipo de la misión piense que Philae puede haberse desplazado del emplazamiento en el que le dejaron acostado el 12 de noviembre de 2014.

Los científicos creen que la propia emisión de gases del cometa, acrecentada a medida que se acerca al Sol, puede haber propiciado el desplazamiento de la máquina. De hecho, los esfuerzos de todo el personal de la misión por recuperar la comunicación con Philae se incrementan dado el punto crucial que atraviesa el proyecto: el perihelio o punto de la órbita del cometa más cercano al Sol, en el que el aumento de temperatura provocará el periodo de mayor actividad del 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El perihelio se alcanzará el próximo 13 de agosto, cuando el cometa pase a 186 millones de kilómetros del Sol. Aunque los científicos ya habían estimado que en ese punto las altas temperaturas afectarían a la operatividad de Philae, sí se esperaba que durante este último mes el 'lander' recogiera valiosa y única información sobre su obejeto de estudio a medida que incrementaba sus emisiones. Sin embargo, el contacto no ha sido posible y el tiempo se va agotando.

El equipo de Philae en DLR no se ha rendido. "El módulo de aterrizaje es, evidentemente, todavía funcional, ya que nos envía los datos, aunque a intervalos irregulares", dice Ulamec. "Ha habido varias ocasiones en que nos temíamos que el módulo de aterrizaje no respondería y nos ha enseñado repetidamente lo contrario". Así, los ingenieros de Ulamec están probando con distinto comandos el contacto con su sonda que aseguren que, al menos las herramientas a bordo incluidas en un "programa de emergencia" que se elaboró para subsanar los contratiempos del aterrizaje, puedan funcionar, recoger la información y enviarla a la Tierra.

Por su parte, el orbitador Rosetta alterna su trabajo entre el intento de comunicación con Philae y su propia misión de observación y medición del cometa desde su órbita gracias a los once instrumentos que lleva a bordo. El jefe científico de Rosetta, Matt Teylor, recuerda que, a pesar del hito histórico del aterrizaje de Philae, la misión Rosetta va más allá de la operativa del 'lander' y, a medida que se acerca el perihelio, crece el papel del orbitador en la misión. "El perihelio es un hito importante en el calendario de cualquier cometa, y mucho más para la misión Rosetta, porque esta será la primera vez que una nave siga de cerca un cometa a medida que completa esta fase de su viaje alrededor del Sistema Solar", dice Taylor.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.