www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INÉS ARRIMADAS DA EN EL CLAVO DE ARTURO MAS

miércoles 22 de julio de 2015, 14:07h
En febrero del año 2012, Arturo Mas no pensaba en la independencia de Cataluña. Vino a Madrid a ver a Mariano Rajoy...
En febrero del año 2012, Arturo Mas no pensaba en la independencia de Cataluña. Vino a Madrid a ver a Mariano Rajoy para pedirle dinero porque no podía pagar en abril ni las nóminas de los funcionarios. El presidente del Gobierno se equivocó al tratarle de forma desdeñosa. Arturo Mas organizó un congreso, meses después, para lanzar la amenaza secesionista como fórmula de coaccionar a Rajoy. Tras el éxito de la Diada, convocó elecciones autonómicas con el propósito de alcanzar los 80 diputados y presionar con más fuerza a Madrid. Fracasó y se quedó en 50. En lugar de dimitir, y con el solo fin de conservar su poltrona en la Generalidad, pactó con ERC y se convirtió en lacayo de Oriol Junqueras. A partir de entonces y sin que Rajoy se diera cuenta del alcance de la nueva situación, Arturo Mas se sumó con entusiasmo a la posición política de su nuevo aliado. Quería conservar la presidencia de la Generalidad y lo consiguió.

El deterioro político de Arturo Mas ha sido de tal calibre que estaba claro que en unas elecciones convencionales dejaría de ser presidente de la Generalidad. Así es que se ha inventado las elecciones plebiscitarias para que en ellas no se juzgue su deleznable gestión, asegurándose de que en la plataforma soberanista, él seguirá siendo presidente de la Generalidad, en caso de victoria.

La candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas ha denunciado con gran sagacidad la situación en una interesante entrevista. “La lista unitaria -ha declarado- es una estrategia para salvar a Mas”. Parece claro que el presidente de la Generalidad quiere conservar a toda costa su puesto y que eso es lo principal para él en la operación anticonstitucional que ha puesto en marcha.