www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE EQUIVOCÓ SÁNCHEZ ANTE MONTORO

miércoles 26 de agosto de 2015, 13:04h
Negar el pan y la sal en política es una fórmula totalitaria que se vuelve en contra de quien la practica...
Negar el pan y la sal en política es una fórmula totalitaria que se vuelve en contra de quien la practica. Mariano Rajoy ha acertado de pleno en su política económica. Recibió en herencia un paro galopante, una deuda en crecida y un déficit que en lugar del 6%, anunciado por José Luis Rodríguez Zapatero y Elena Salgado, rozaba los dos dígitos. Los recortes, las reformas laborales, la firmeza en las decisiones evitaron que la troika se plantara en España para el rescate. La prima de riesgo alcanzó en 2012 los 638 puntos. Está ahora en el entorno de los 100. El déficit se ha ajustado a las exigencias europeas. El paro se encuentra en claro retroceso. La economía española crece por encima de la alemana o la francesa. Y solo la deuda se ha incrementado desmesuradamente y mantiene encendida la alarma de que todavía queda mucho por hacer para enderezar de forma definitiva la economía española.

A Mariano Rajoy se le pueden achacar errores políticos de bulto pero no su gestión económica. Ha sido incapaz de reformar la ley electoral, lo que ha potenciado a dos pequeños partidos que someten hoy a chantaje de forma inmisericorde al PP y al PSOE. Tampoco ha puesto en marcha, ordenadamente desde dentro el sistema, una reforma constitucional por la que claman las nuevas generaciones. Y que, si la opción de una alianza entre la izquierda y la izquierda radical triunfara en las próximas elecciones generales, se emprenderá revolucionariamente desde fuera.

Pedro Sánchez, en lugar de atacar a Mariano Rajoy donde podía hacerle daño, la emprendió contra él fustigando su política económica en el debate de los Presupuestos y, claro, le puso las cosas muy fáciles a Cristóbal Montoro que desmontó al líder socialista hasta hacerle rozar el ridículo. Mariano Rajoy remató la jugada subrayando en los pasillos del Congreso la ignorancia del señor Sánchez. Una lástima que los asesores del líder socia-lista no hayan sabido explicarle cómo puede hacer daño al presidente del Partido Popular.