www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Silvia Torres: la astronomía hablará en español y en femenino

jueves 27 de agosto de 2015, 15:01h
De Honolulú, Hawái provino la noticia de que durante la XXIX asamblea general de la Unión Astronómica Internacional (UAI, fundada en 1919 y con 13,400 integrantes) tomó posesión de su presidencia desde el 14 de agosto de 2015, la reconocida astrónoma mexicana, física de formación, Silvia Torres. Es un merecido reconocimiento aparejado a la enorme responsabilidad que conlleva, respaldado por sus cinco décadas dedicadas a tan apasionante y todavía, tan misteriosa asignatura: la astronomía.
Estos días estivales, donde miramos al cielo buscando las lluvias de estrellas visibles en el hemisferio norte, la profusión de artículos alusivos a su interesante trayectoria profesional me impiden ser indiferente ante tan magnífica noticia. Magnífica por tratarse de una iberoamericana excepcional que, como ha pasado con otros casos recientes, estoy cierto que llevará a su ámbito de conocimiento a nuestro idioma, y tratándose de una disciplina muy traducida de siempre, se requiere aún de más impulso a la astronomía en el idioma español. Tanto en su enseñanza como en su conocimiento difusor en general y en la asignación de recursos, para acrecentarla y fortalecerla como lo merece.

Me entero y se lo transmito, que la doctora Torres a sus 75 años, es la primera mujer mexicana doctorada en astronomía (Universidad de Berkeley). Es la segunda en presidir la UAI y la primera iberoamericana. Fue galardonada con el premio L’Oréal de Naciones Unidas en la categoría “Mujeres en la ciencia” y también posee otros reconocimientos por su carrera, que abarca desde el mundo editorial en materia astronómica hasta la asesoría en observatorios o la participación en proyectos relacionados con el telescopio Hubble. Es investigadora emérita de la Universidad Nacional Autónoma de México; ya ha sido vicepresidente de la UAI y de momento, es la única hispanohablante de la nueva mesa directiva integrada por el mayor número de mujeres en su historia. Con Torres van una subsecretaria general, María Lago (de Portugal) y las vicepresidentes Debra Elmegreen (de EE.UU.), Dina Prialnik (de Israel) y Renée Kraan-Korteweg (de los Países Bajos).

Incrementar la difusión de las tareas de la UAI y acercar la astronomía al público en general son algunos de los retos que se ha planteado este personaje, puesto que ya ha expresado qué quiere hacer desde su nuevo encargo. Antes se ha dedicado a estudiar las nebulosas y la historia de las galaxias y de su destrucción junto con la composición química de los gases arrojados por las estrellas, entre otras áreas; y ha sido sensible a promover el acceso de la mujer al desempeño en el mundo científico. Siendo ella pionera en su área, resulta algo sumamente loable.

Silvia Torres encabezará un organismo dedicado a establecer la nomenclatura o clasificación de los llamados planetas menores, los exoplanetas (aquellos situados fuera de nuestro sistema solar) y que también se ocupa de los cráteres planetarios. Aunque ella es consciente de que a veces a la astronomía no se le mira la aplicación directa, declaró al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt) que es una ciencia motor del desarrollo, puesto que resolviendo un problema, apoya a otras investigaciones.

A mí me ha entusiasmado la noticia y me refrenda lo mucho que me agrada la astronomía y la conquista del espacio interestelar, conseguida en gran medida por los aportes de esta ciencia. Que me recuerda que es sobrecogedor y emocionante haber visto pasar dos estrellas fugaces. Que viví el inolvidable eclipse a media tarde en julio del 91, el día en que amaneció dos veces, y contemplé extasiado a la Luna roja o a la Curiosity paseándose en Marte; y que atestigüé el auge de los taxis espaciales desde que se lanzó el Columbia, recordando a aquellos astronautas que desde el espacio enviaban sus felicitaciones por el año nuevo, mientras nos enteramos ahora de los avances en la prodigiosa construcción de la Estación Espacial Internacional y nos anuncian que hay un planeta que puede ser similar al nuestro, el Kepler-452b. Todo esto condensa mis más caros sueños. Reservo todavía en mi imaginario lo que ilustra un libro que conservo desde la infancia, describiendo el mundo del futuro visto desde los inicios de los años ochenta, que ya es hoy una realidad en gran medida. ¿Veremos con ayuda de tantos descubrimientos, la colonización de la Luna y de Marte y los Juegos Olímpicos celebrados en la Luna?

¡Qué sí! A mí las cosas del espacio sideral me mueven y me entusiasman, provocando mi curiosidad, pese a que reconozco que no siempre tengo tan claros algunos conceptos, como medir los años luz o la ortografía de la palabra quásar y que me he opuesto a ese horrendo concepto de “planeta enano”. ¡Qué enanos ni qué niño envuelto! Enanos mis…perdone usted. Uno a veces se ofusca. Solo resta decir a voz en cuello ¡enhorabuena, Silvia Torres! Es una estupenda noticia saber que esta mexicana ocupará tan importante puesto y no me cabe la menor duda de que hará un digno papel con el equipo del cual se acompaña. La astronomía hablará más en español y en femenino. Ya lo verán.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios