www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COSAS VEREDES

Tontainas en Cataluña

lunes 21 de septiembre de 2015, 20:03h

El epíteto “tontaina” me retrotrae a mi infancia, en concreto a una monja que me dio clase en cuarto y quinto de EGB y que tenía la delicadeza de llamarnos “tontainas” y “monigotes” cuando se enfadaba. A nosotras nos entraba la risa por lo ridículo que sonaba en su boca encendida de rabia y ella se enfadaba aún más...

El mismo efecto ha provocado en mi Artur Mas, que se ha sentido muy ofendido por el mismísimo gobernador del Banco de España, Luis María Linde, a quien le ha pedido este lunes que no trate a los catalanes de tontainas. Me encanta, no puedo escribir esta palabra sin sonreír. Y todo porque Linde ha osado afirmar en un desayuno que la independencia de Cataluña podría traer aparejado un corralito. Y lo ha soltado a menos de una semana de las elecciones, qué desfachatez. Seguro que lo ha dicho para fastidiarles y robarles votos. ¿O no?

Qué mala memoria tenemos cuando queremos, porque resulta que el riesgo de corralito aparece reflejado en un informe de la propia Generalidad elaborado en 2013 y firmado por más de una decena de expertos. De lo cual se deduce que Mas está al borde de la histeria y por eso sobreactúa mientras prepara las maletas.

Se rumorea que prepara su nueva vida fuera de nuestras fronteras, y no me refiero a Cataluña sino a Canadá. Tanto pelear por la independencia para largarse en el primer bote salvavidas una vez declarado el hundimiento…

Y así nos vamos acercando al domingo, viendo desfilar a ministros de Exteriores que se cuelan en debates electorales o escuchando en un mitin a una dirigente de Catalunya Sí que es Pot llamando “gilipollas” por lo bajini en mitad de un discurso a alguien del público que acababa de vitorearla diciendo: “ Meritxeeeeeel, tú sí que eres nuestra genteeeeeeee”. Las redes sociales ya se han encargado de cubrirla de gloria.

Qué ganas tenemos todos ya de acabar con esto y de dejar de escuchar sandeces. Este fin de semana comparaba Mas a los catalanes con los indígenas. ¿Podremos volver a hablar en serio después de las elecciones del domingo sin que parezca que se han tomado una dosis triple de alucinógenos?

Ojalá el próximo día 27 acudan en orden (y tan silenciosas como acostumbran a estar por miedo a represalias), todas y cada una de esas personas que no comparten las ansias soberanistas, las que se sienten tan catalanas como españolas y no quieren renunciar a ninguna de las dos cosas. Si no se quedan en casa aplastadas por el hastío de tanta propaganda, si no se dejan convencer por los que no callan es posible que alberguen la tímida esperanza de que sus votos, sumados a los de otros muchos, muchísimos como ellos, no serán inútiles. Todo puede pasar, y si no que se lo digan a Syriza. O a Ada Colau, que la tienen más cerca. El 27 de septiembre los colegios electorales abrirán en Cataluña, pero lo harán para todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.