www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VÍSPERAS DE TRAGEDIA

22/09/2015

viernes 25 de septiembre de 2015, 14:33h
Las elecciones autonómicas, tal y como pretenden Oriol Junqueras y su monaguillo Arturo Mas...

Las elecciones autonómicas, tal y como pretenden Oriol Junqueras y su monaguillo Arturo Mas, se han convertido en unas elecciones plebiscitarias en claro fraude de ley aceptado por un Gobierno inoperante. Nunca se debió llegar a la situación actual. Todos los Gobiernos de la democracia tienen una parte de responsabilidad pero la situación inaudita de las elecciones del 27-S deriva esencialmente de la torpeza de José Luis Rodríguez Zapatero al proclamar que aceptaría un Estatuto proveniente de la mayoría parlamentaria catalana; y a continuación de la cachaza, la lenidad, la inactividad de Mariano Rajoy a lo largo de los cuatro años en que ha dispuesto de mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados y no ha hecho nada.

Incongruencia tras incongruencia, torpeza tras torpeza, inactividad tras inactividad, todo ha concluido en someter a España al ludibrio de unas elecciones que fragilizan la Constitución y pueden derivar en tragedia.

Si se produce la victoria en escaños del sí pero no en votos, Junqueras y Mas hincharán pecho y se declararán vencedores. Si el resultado fuera peor para ellos, la reacción sería parecida. Han creado un sentimiento secesionista muy profundo y seguirán estimulándolo hasta la victoria final. La única forma de contener la tragedia que nos amenaza es el diálogo que propugna la tercera vía. En primer lugar, con el diálogo no se hubiera llegado a la situación actual; en segundo lugar, para salir de ella ese es el camino.

Inhabilitar a Mas, suspender parcial o totalmente la Autonomía catalana, la intervención de la Guardia Civil, la alerta al Ejército son las fórmulas constitucionales que algunos auspician. Ojalá se pueda evitar acudir a ellas, porque tardaríamos muchos, muchos años, en cicatrizar las heridas abiertas suponiendo que algún día lo hicieran.