www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La lógica podemita y secesionista

lunes 05 de octubre de 2015, 23:05h
A mí me da vergüenza contemplar a Romeva, Mas y Forcadell, intentando argumentar sin éxito las razones para el independentismo. Las cursiladas de Errejón no son mejores. De vergüenza ajena. Pero me sorprende que haya quienes escuchen tan disparatados y mediocres argumentos. Nada es lo que era en cuanto a la capacidad de discernir inteligentemente los acontecimientos políticos. El secesionismo catalán junto a la invasión de lo podemita han marcado malamente una nueva era.

La lógica parece haber degenerado escuchando a demagogos de nueva ola. El excelso método de la axiomática comprensión de los conceptos se ha pillado con pinzas, convirtiéndose en un instrumento de mediocres y lerdos que van ejerciendo la política por España. La inteligencia no es lo que era desde que surgió esta generación decadente que aboga por modelos sociales totalitaristas que han fracasado en la Historia, transformando lo coherente en un galimatías intermitente de ambiciones y absurdo que cuela en el discurso con el efectismo suficiente para convencer a muchos idiotas.

Basta una prosa que contenga esas palabras preferidas del progresismo que suenan tan bien y pocos comprenden, para impulsar el reflejo simiesco de la imitación convertida en reiterados pronunciamientos de consignas ininteligibles al sentido común pero autosuficientes a la idiotez imperante tan generalizadamente extendida por politicastros de nuevo cuño. El totum revolutum de los conceptos sociopolíticos permite a ignorantes elaborar una comunicación innecesariamente retórica, plagada de incongruencias y escasez de conocimientos rasados con la carencia cultural de los receptores. Y cuela, que es lo grave. Así es posible que la verborrea simplona y superficial sea tomada en serio por los selectos votantes que todavía creen en las quiméricas argumentaciones de los defensores, verbigracia, de la democracia participativa. La inanidad del mensaje y la vanidad del mensajero se mezclan encontrando orejas que solo oyen lo que desean escuchar aunque sea ininteligible, poco práctico o una solemne gilipollez lo que se pretende comunicar.

Escuchar al que presume de sobresalientes, el excelso politólogo Pablo Iglesias, decir que Newton formuló la Teoría de la Relatividad es una de esas significativas vergüenzas que tragan los incultos y analfabetos del país que pretenden encumbrar un ideólogo cargante creyéndole un pragmático valedor de la argumentación sociopolítica. Ni les hace falta pararse a pensar lo que dice; si suena bonito y progresista, es bueno, aunque se hayan cargado oradores parecidos los países donde antes esas peroratas hicieron estragos con gran contento popular ante las urnas. La gente en algunos países del mundo es gilipollas de solemnidad. A juzgar por lo que sucede en España algunos se ganan a pulso la denominación.

Manuela Carmena es la edil de los caprichos personales. Cuesta imaginar los complejos de esta infame ególatra que se cree que la poltrona donde asienta sus posaderas es el trono de una semidiosa que con dedo enhiesto ordena y manda por capricho ignorando que representa a todos los madrileños. Hay que ser lerda y perniciosa.

La inteligencia no es lo que era, la que lejos de acrecentarse generación a generación, parece estancarse en esta que mezcla los conceptos hasta el ridículo más escandaloso. Esa discapacidad de lo inteligente se ha convertido en un retroceso capaz de influir el progreso del país por bastarse de cerebros en grado de formación y desarrollo con deficiente proceso evolutivo. Abogan por las transformaciones sin saber en qué convertir un proceso de cambio radical que amenaza nuestro orden básico de convivencia social. La involución ha llegado para establecerse como una ley natural inherente a personajillos tomando el gobierno de esta castigada nación nuestra.

La lógica elemental ya no es lo que era. Tan onerosas sabidurías de tres al cuarto puedan acceder al poder mediante el voto de no pocos ignorantes confirmándose el retroceso mental desde que Zapatero plantó su modelo de inteligencia en la maceta de la inutilidad. Hablar bonito, progre, intrascendente y absurdo con notable aceptación, es fruto del entendimiento en común de los estultos que pretenden arreglar los problemas a base de palabrería sin contenido. Emergió una nueva generación del subsuelo social surgido para llevar las riendas del país hacia el abismo de la estupidez institucionalizada. Vacío discurso de aprovechados con exigua oratoria e ingente verborrea. Vacíos de contenido estos inteligentes de la charlatanería, tal cual los cerebros huecos de quienes todavía aspiran a votarles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (32)    No(1)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La lógica podemita y secesionista

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    851 | Francisca - 06/10/2015 @ 23:00:41 (GMT+1)
    La lógica de los tontos pero peor es que sean malintencionados. O nos ponemos las pilas para dentro de nada votando o la era zapatera será nada comparado con lo que llegue. El articulista sabe lo que dice.
    850 | German - 06/10/2015 @ 16:38:03 (GMT+1)
    Urnas de sentido común, Sr Candela, así debería de ser. Sentido común y lógica, para que este país no se hunda en la miseria. Felicitarle por su artículo. Su información y reflexión nos sirve a muchos que estamos de acuerdo, el resto espero, usen el cerebro.
    Saludos cordiales
    847 | Marisa - 05/10/2015 @ 23:48:59 (GMT+1)

    Gracias Ignacio Candela, por tus acertadas reflexiones sobre la situación de estos mal llamados políticos que nos toca sufrir en España.
    Un saludo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.