www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CUATRO CONCIERTOS

Madrid recupera a Luigi Boccherini en el Conde Duque

lunes 19 de octubre de 2015, 11:26h
Madrid recupera a Luigi Boccherini en el Conde Duque
Ampliar
Desde el 20 hasta el 24 de octubre, dentro el marco de los Conciertos de Otoño del Centro Cultural Conde Duque, un grupo de afamados músicos italianos y españoles se juntarán en Madrid por primera vez para proponer cuatro conciertos dedicados al compositor toscano Luigi Boccherini, afincado en la capital española hasta su muerte en 1805.
Podría decirse que Madrid no ha sido demasiado “justa” con la figura de Luigi Boccherini. El compositor y violonchelista italiano afincado en España desde los 25 años, donde desarrolló la mayor parte de su carrera como compositor, fue un enamorado de la capital española a donde llegó de manera no planeada arrastrado por sus sentimientos románticos. Porque antes de amar Madrid, de quien se quedó prendado fue de la cantante Clementina Pelliccia, con la que terminaría casándose, que actuaba como soprano en la Compañía de Ópera del boloñés Luigi Marescalchi. Boccherini se enroló también en dicha compañía, uniéndose al viaje que la misma tenía programado hacia España, a inicios de la primavera de 1768.

Un año más tarde, en 1769, Boccherini fue nombrado violoncelista y compositor de la capilla real del infante Luis Antonio dando comienzo a su etapa de mayor creación musical. Una música que suena de forma increíble a la ciudad que le acogió, como demuestra su famosa “Serenata Nocturna de las Calles de Madrid”. Hasta que en 1785 cambió sustancialmente su vida: fallece su esposa Clementina en Arenas de San Pedro, y meses después, el 7 de agosto, su patrón el infante Luis Antonio de Borbón, quien a causa de sus nupcias morganáticas con María Teresa de Vallabriga había sido obligado a retirarse a la ciudad abulense junto a su orquesta de cámara. Boccherini regresó entonces a la capital, solo y con seis hijos, hasta que consiguió dos importantes patronazgos, el de compositor de la Corte de Federico Guillermo II de Prusia, sin obligación de residir en Berlín, y el de María Josefa Pimentel duquesa de Osuna y Condesa de Benavente.

Sin embargo, el abandono repentino del mecenazgo de María Josefa Pimentel y la muerte de Federico Guillermo II de Prusia en 1797 hicieron que Boccherini fuera decayendo en los últimos años de su vida. Marcado por la pérdida de sus hijos y de su segunda mujer, murió el 28 de mayo de 1805 a los 62 años de edad. Aunque se cree que murió siendo pobre, un reciente estudio de su testamento realizado por uno de sus descendientes directos demuestra que en sus últimos días no era rico pero tampoco se encontraba en la miseria. Boccherini fue enterrado en la iglesia de San Justo de la calle del Sacramento de Madrid, hoy basílica pontificia de San Miguel, hasta que en 1927 Mussolini ordenó llevar sus restos a Lucca para ser enterrado en la iglesia de San Francisco, en el panteón de los hijos ilustres de la ciudad toscana que le vio nacer, aunque sus descendientes continúan en la actualidad viviendo en España.

Sin embargo, en nuestro país siguen resultando escasos los ciclos o conciertos dedicados a su exquisita obra, de marcado tono elegante y pionera del clasicismo. Por eso, el proyecto en el Auditorio del Conde Duque -ideado por Carmelo Di Gennaro con TopArtEspaña con el apoyo de la Comunidad de Madrid y el patrocinio de la Embajada de Italia – resulta, sin duda, una excelente oportunidad para disfrutar de la música del compositor toscano. Los responsables del evento lo describen como un pequeño maratón de cuatro veladas, para ofrecer al público una degustación de algunas joyas del repertorio clásico. Junto con las obras de Boccherini, entre las cuales figura el extraordinario Stabat Mater para voz y quinteto de cuerdas, en programa hay también páginas del repertorio camerístico de Mozart y de Haydn, dos de sus más ilustres contemporáneos, sin olvidar a Franz Schubert.

El italiano Cuarteto Lyskamm, el dúo formado por la aclamada violinista española Lina Tur Bonet, apasionada intérprete tanto de obras olvidadas de Vivaldi y Biber como del contemporáneo Sánchez-Verdú, y el clavicembalista Dani Espasa, y la Camerata Boccherini, dirigida por el italiano Massimo Spadano, con la participación de la soprano granadina Maria José Moreno, serán los protagonistas de esta propuesta para descubrir o recordar a uno de los grandes músicos del siglo XVIII, considerado uno de los máximos exponentes de la gran escuela instrumental europea. Un compositor prolífico con una obra que abarca cuartetos y quintetos de cuerda, 48 tríos, más de 21 sonatas para violonchelo y bajo continuo, 28 sinfonías, 11 conciertos para chelo y orquesta, sin olvidar su única zarzuela, una verdadera joya, Clementina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.