www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Empleo: Un balance positivo de la legislatura

viernes 23 de octubre de 2015, 00:53h
Empleo: Un balance positivo de la legislatura
Estamos ya en ese círculo virtuoso en el que las cosas empiezan a encajar. Por J.C.R.

La crónica política de elimparcial.es, que es lectura recomendable, ha recogido los hitos de la gestión pública por parte del gobierno. No ha sido, el de Rajoy, un gobierno con un fuerte marchamo político, y se ha puesto de perfil en asuntos graves, como la amenaza a las instituciones y a la continuidad histórica de España. Lo ha confiado todo a la economía. Y, en particular, al paro. Esta es la última EPA antes de la convocatoria electoral, por lo que se convierte, una nota del INE plagada de números y de aburrida lectura, en el gran argumento de su gestión. ¿Qué nos dice esta EPA y qué nos dicen las anteriores de lo que ha hecho a este respecto? ¿Cómo ha evolucionado el mercado laboral en estos años de rajoyato?

Peguémonos, para empezar, a los últimos datos. En los últimos tres meses ha crecido la ocupación en 182.200 personas (544.700 en el último año), y el paro lo ha hecho en 298.200 personas (576.900 en un año). Esta discrepancia se debe a que mucha gente ha dejado de buscar empleo, entre otras razones, porque los inmigrantes se van, porque se van también los españoles, porque muchos caen en el desánimo porque no ven posibilidades de encontrar nada. Aún otros prefieren dedicarse a asuntos domésticos, porque se arreglan con otros ingresos. Ahora bien, en el último año se han creado 60.800 empleos públicos, y la mitad de ellos en los últimos tres meses: 30.100. Ahí se ve la prisa de Rajoy por ganar votos con el dinero público.

¿Son buenos datos? Indudablemente, sí. Sube la temporalidad, pero eso es característico de este trimestre, y lo es también de la recuperación: primero se contrata con miedo, antes de apostar por un contrato a largo plazo, a pesar de que es más caro. El paro cae y, sobre todo, el empleo sube.

Miremos ahora al conjunto de la legislatura. En marzo de 2008, cuando asomaba ya la crisis, el Gobierno de Zapatero explicaba a los españoles que era un pequeño receso en el imparable camino al progreso socialista. Socialismo tuvimos, pero progreso no. La tasa de paro pasó del 7,95 por ciento en el segundo trimestre de 2007, la más baja desde 1978, al 17,24 en el primer trimestre de 2009. Todavía subió casi diez puntos más hasta el 26,94 por ciento en el primer trimestre de 2013, que es la tasa más alta de la democracia.

La reforma laboral de Fátima Baños se aprobó en febrero de 2012, pero su aplicación se retrasó por la lenta asunción de la misma por parte de los jueces. Fue a partir de 2013 cuando empezó a impregnar el mercado laboral, y fue entonces cuando empezó, también, a bajar el paro. Fue en 2014 y 2015 (en este caso también ayudada por la rebaja fiscal) cuando surtió efecto, el empleo crecía y el paro disminuía.

El Gobierno presume de que el paro cae por debajo de los cinco millones (4.850.800) por vez primera en cinco años. La tasa de paro, el 21,18 por ciento, es la más baja de la legislatura. Y la oposición señala que trabaja menos gente que la que trabajaba cuando cambió el Ejecutivo. Hoy el número de empleados es de 18.048.700 personas, unas 100.000 menos que cuando Mariano Rajoy dijo que acabarían trabajando más.

Por un lado, es más importante el empleo que el paro, por lo que las críticas de la oposición serían más relevantes que las medallas del gobierno. Pero por otro lado lo importante, en realidad, no es dónde estemos, sino hacia dónde vamos. Y ahí hay un elemento positivo y otro menos positivo, que tener en cuenta.

El positivo: estamos ya en ese círculo virtuoso en el que las cosas empiezan a encajar: Se recupera el crédito, la inversión, el empleo, los ingresos públicos...

Y el menos positivo: Estos datos confirman que la economía se desacelera, como señala BBVA Research: En términos desestacionalizados, la creación de empleo crece un 0,6 por ciento, mientras que en el anterior trimestre creció en un 1,0 por ciento. De modo que esta EPA es tan buena como pueda llegar a ser, y es el adelanto de una nueva EPA mucho menos brillante. Pero para entonces estarán los partidos hablando de pactos electorales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.