www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL PUEDE SUSPENDER EL PLENO DEL PARLAMENTO DE CATALUÑA

martes 03 de noviembre de 2015, 12:27h
Si Ciudadanos, el Partido Socialista y el Partido Popular niegan validez a la Junta de Portavoces...

Si Ciudadanos, el Partido Socialista y el Partido Popular niegan validez a la Junta de Portavoces y recurren en amparo al Tribunal Constitucional, los magistrados que lo integran tienen potestad jurídica para suspender el Pleno del Parlamento de Cataluña. Basta que el alto Tribunal se acoja a un supuesto de “urgencia excepcional” para que el amparo solicitado, conforme al artículo 56 de la ley Orgánica del TC, sea aceptado.

Los expertos en derecho constitucional consideran que la operación jurídica es posible. Se colocaría entonces a la señora Forcadell y a la alianza de partidos que le respalda ante el abismo de la desobediencia. Si cayeran en él, entonces el alto Tribunal podría inhabilitar a los responsables y aplicarles multas de elevada cuantía económica.

Al Estado de Derecho le sobran recursos para obligar a los dirigentes del secesionismo catalán a que cumplan la ley. Nadie puede burlar la legalidad en España sin atenerse a las consecuencias. Las espadas están en alto. Sin necesidad de acudir a medidas de fuerza que podrían provocar reacciones negativas, los partidos que defienden la democracia y el Gobierno de la nación tienen despejado el camino para embridar la situación. A nadie se le escapa la trascendencia del desafío del secesionismo timoneado por algunos dirigentes políticos catalanes y de manera singular por Arturo Mas, que se mueve desesperadamente para que sus nuevos cómplices no le dejen en la estacada.