www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COSAS VEREDES

El desafío de Cataluña

lunes 09 de noviembre de 2015, 19:44h

Las amenazas se han cumplido. Ante la resignación e indignación generalizadas, este lunes el Parlamento catalán ha consumado los peores presagios y ha aprobado la resolución independentista. Y van a más: “vamos a por todas ante la artillería del Estado”.

La palabra ruptura ha sido una de las más esgrimidas por los independentistas. ¿Dónde quedaron otras mucho más bonitas como “unión” o “juntos”? No están de moda. Al menos para el resto, porque en cambio Artur Mas intentaba también este lunes a la desesperada convencer a los de la CUP de que le apoyen asegurando que no sobra nadie en el camino a la independencia. No parece que todos opinen como él...

Pero no toda la culpa es de los independentistas, a Rajoy le ha temblado el pulso y ha preferido no intervenir a la espera de que se apagaran solas las brasas de la exaltación rupturista. Ahora ya hemos llegado hasta aquí. No quedan muchas opciones. En realidad, sólo dos: permitir que se consume la ruptura y que España deje de ser lo que conocemos o que el Gobierno, a la mayor celeridad posible, ponga en marcha la maquinaria institucional para combatir esta ilegalidad.

Y no consiste sólo en recurrir al TC, que también. Si los independentistas insisten en desafiar las leyes y las decisiones judiciales de organismos como el Constitucional, entonces Rajoy tendrá que ser contundente e implacable y tiene recursos para hacerlo: recuperando las competencias y apartando a la Generalidad, por ejemplo, de su actuación sobre los Mossos d’Esquadra. También podría cortar el grifo de la financiación suspendiendo las remesas del Fondo de Liquidez. Eso, por no hablar de las medidas que se tomarían por la vía penal contra los responsables de esta iniciativa.

Casi todo son especulaciones salvo lo estrictamente formal: reunión urgente del Consejo de Estado, Consejo de Ministros y recurso ante el TC con el correspondiente pronunciamiento del mismo sobre él. Pero pocos confían en la capacidad de Mariano Rajoy de tomar decisiones contundentes si llega el caso. No parece haber otro camino, pero… ¿será capaz?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.