www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RETRO ESPAÑA Y EL MUNDO PERDIDO

Deformación podemita de la democracia

lunes 09 de noviembre de 2015, 19:45h
En España apareció, mediante la entronización procurada por la televisión basura, una ralea de políticos devenida del submundo de las enfermas conciencias y de una previsible e incondicional caradura no exenta de incomprensible revanchismo... ¿después de cuatro décadas de experiencia democrática? Los ciudadanos normales hemos tragado todo en el colmo de lo absurdo pero todavía no advertimos que así no vamos a ninguna parte sino a la radicalización de los problemas porque la intencionalidad de estos sembradores del rencor se disfraza de voluntad democrática.
Que en las últimas elecciones hayan emergido los fondos insanos de lo social es una preocupante emergencia que no debería ignorarse por mucho que devenga de las urnas. Esto que traen algunos no es democracia sino excrecencia personal lanzada al devenir del orden social y la libertad de pensamiento. Huelen, apestan, atufan y se deja que el hedor atente contra los derechos básicos que nos asisten frente a delincuentes de todo percal.
Se veía venir: tarde o temprano las fulanas, las menganas y los bellacos iban a llegar a dirigir ayuntamientos emblemáticos porque no se puede advertir a todas las generaciones sobre la chusma que ha pretendido siempre llegar a lo más alto para conducir un país a lo más bajo. Los ígnaros existirán per omnia saecula saeculorum, pero esto ya no es democracia sino una degeneración del sistema democrático potenciada por mamarrachos sin escrúpulos. ¿Cómo se ha permitido la llegada de algunos miserables, oportunistas, inútiles y resentidos? Por la atrofia del sentido democrático y los ignorantes que la secundan.
El problema es que ese sentido democrático con el tiempo se ha deformado por no afrontar reformas vitales acordes a la evolución de las generaciones, quizá por las mismas malformaciones con que la política ha incidido en el crecimiento del árbol de la Justicia cuyas ramas se han retorcido hasta hundirse bajo tierra y confundirse con las raíces. De ahí una amplia colección de irregularidades descaradas que han creado un complejo de inferioridad en la población y a los mismos jueces, por influencia política en los tribunales, de difícil saneamiento. La manipulación de los ere de Andalucía retirando a Alaya de la instrucción es una vergüenza más de lo acaecido en muchos años de arbitrariedad permitida y silenciada. Una Justicia acomplejada y una encubierta corrupción en todos los planos nos han dirigido a un declive donde no es exagerado advertir que peligra nuestra elemental libertad si esta desfachatez continúa sin freno.
En Madrid el despotismo, cuando no nepotismo, de Manuela Carmena se perfila como una flagrante vulneración del derecho al libre pensamiento de los ciudadanos y por mucho que la enfermedad del alma le asome a esa cara pétrea-que en ocasiones parece ser el rictus definitivo de una parálisis facial-no se puede justificar el atropello radical que pretende con medidas que parecen ser asacadas por mentes memas y, lo que es peor, malintencionadas en aras de causar daños irreversibles a la convivencia social. Porque rematadamente irreversible es la percepción que uno pudiera tener sobre estos gilís-en el sentido académico de la RAE que define con perfección lo que antes era un somero insulto carente de argumentos explicativos- que aspiran a atropellar las libertades mediante la peculiar, absurda y revanchista concepción que alimentan estos intransigentes acerca del respeto por las ideas ajenas. Así pues, por orden de esta Mrs. Scrooge, tan oscura de alma como el Mister Scrooge del Cuento de Navidad de Dickens, en Diciembre no habrá Belén que valga. A esta resentida sin causa no le haría cambiar de opinión ni la aparición del cadáver, o espíritu, de su abuela cantando un villancico. Es lo que tiene ser amargada y ruin, como reflejo del personaje de Charles Dickens, que ni su abuela ni su madre juntas la convencerían.
De una vileza inaudita es desatender las necesidades de las asociaciones de víctimas del terrorismo con tantas lágrimas derramadas durante décadas, para que ahora majaderos chapoteen arbitrariamente ejerciendo un rastrero sentido de justicia cercano al de los verdugos. Dictadorzuelos de ínfima calidad personal, sus malicias no poseen límites acordes a sus complejos de humanidad subdesarrollada.
No podía imaginarme una alcaldesa más inútil, aunque sus declaraciones pre electorales avisaban de lo que llegaba, que ha convertido Madrid en un caos. Sus desmanes solo se han iniciado y habrá mucho que soportar. Porque Carmena está muy ocupada en el Ayuntamiento perpetrando sus idioteces, de lo contrario ya estaría despachando el cristianismo en Siria con el beneplácito del Estado Islámico que no haría ascos a esa radicalidad de la que presumen los posos del submundo social que sientan aquí sus culos en la poltrona de la misma intolerancia.
Si ya las mamarrachadas sutiles de estos impresentables acostumbran a ser controvertidas, aún hay que observar a un alcalde como Joan Ribó que vomita la putrefacción de sus desmadejadas ocurrencias vetando tradicionales crucifijos en el cementerio municipal de Valencia. El sentido de la democracia es una malformación congénita originada en los tribunales que consienten mandatos contra la libertad; así es la ignorancia propia del plebeyo que a poco que tiene autoridad convierte la capa en un sayo representándose a así mismo y olvidando el consenso de la ciudadanía.
En este país de excelsos profesionales no debería bastar la protesta solapada sino la exigencia conjunta para que estos grupúsculos del infierno-de cualquier averno de la egolatría y la soberbia proviene todo aquello que pretende la confrontación entre seres humanos-se arredren con la Ley. Obligarles a comprender que no se puede atentar dictatorialmente contra la cotidianeidad de un orden que nos forja como país, más allá de las modas o los caprichos de unos gañanes a los que hay que respetar así alienten malestar con medidas tan innecesarias como provocadoras.
En las calles puede rugir la marabunta de la estupefacción con visos de convertirse en indignación. Ordenar quitar las cruces en un cementerio no es una decisión en función del bien común, sino una vileza que debería abofetear con rabia la cara de este mameluco que se cree un dios tal cual Nerón antes de ser arrasado por las hordas y ejecutado por un criado. Arremeter contra la tradición de la Navidad es una malignidad sociópata; pretender instrumentalizar las creencias mayoritarias una aberración de endiosados cafres.
Soy rebelde con causa. Siempre me he negado a respetar hipócritas sectarismos pero nunca habría imaginado que llegaran a supuestos de semejante respetabilidad estos elementos de Cádiz, Valencia, Madrid, Barcelona etc, que son de vergüenza ajena. Todo gracias al oportunista PSOE que los mantiene en algún caso, el partido de los cien años de honradez, mendaz, que contó en la presidencia con Rodríguez Zapatero, el artífice e impulsor de tanta ruina institucional y económica. Zapatero... lo de no tragar con respeto a quien lo desmerece me viene de lejos. Será que yo no tengo atrofiado el sentido democrático para saber distinguir a miserables o a los dignos dirigentes políticos de nuevo cuño. Alguno hay sin coletas.
Cataluña es punto y aparte con los secesionistas: delincuentes comunes escudados tras el argumentario de la política para encubrir una corrupción local que ha durado décadas; reclamos para otros delincuentes renovados como Carmen Forcadell, la fanática envalentonada y cabeza visible de la extorsión delictiva en Cataluña, siendo primer extorsionador el nada honorable Pujol amenazando con provocar una caída de la democracia.
No son lo mismo todavía estos podemitas en cuanto al carácter delicuescente de quienes pretenden saltarse la ley en Cataluña tal cual lo pretenden todos los ladrones y estafadores. Ribó, Colau, Kichi etc. son tocacojones dentro de la legalidad, aunque viendo cómo se ensoberbecen con la lotería del poder no me extrañaría que sus ayuntamientos terminaran acribillados por la corruptela; que algunos muertos de hambre cuando pillan cacho no dejan ni las migas. Porque otra de las consecuencias del sentido democrático retorcido, atrofiado y antisistema como el de los podemitas es que son nefastos como una plaga de termitas. En unos meses lo comprobaremos y esperemos que no en la gobernabilidad de la nación, porque estos son los recurrentes parásitos contra la democracia que pretenden devorarla tras la excusa de la voluntad popular.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (22)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Deformación podemita de la democracia

    Últimos comentarios de los lectores (5)

    1079 | Francisca - 11/11/2015 @ 00:01:42 (GMT+1)
    Muy acertada definición con eso de las excrecencias personales contra el orden social y la libertad de pensamiento.De eso se trata, personalistas rencillas contra toda una sociedad.
    1077 | María - 10/11/2015 @ 20:40:33 (GMT+1)
    Enhorabuena por tus artículos tan exclarecedores, esperamos éstos impacientes.
    1070 | Mariano - 10/11/2015 @ 16:24:47 (GMT+1)
    Es un placer leerle, Dº Ignacio.
    1069 | MARISA - 10/11/2015 @ 16:22:15 (GMT+1)
    Gracias Ignacio por tus excelentes y acertados análisis de la situación que estamos sufriendo en España.
    Sigue dandonos tu punto de vista, a mi me hace reflexionar y me identifico con tu criterio.
    1066 | Pontevedresa - 09/11/2015 @ 21:35:09 (GMT+1)
    La llegada al poder de estos atrabiliarios políticos ignorantes y que no saben que están ahí solo para gestionar, no para adoctrinar ni para derribar las catedrales, que es lo que les gustaría, solo tiene dos cosas buenas, que el Psoe es el que les ha dado paso, a tener en cuenta en las Generales, y que estos ignorantes están haciendo un tímido ensayo general de lo que harían si consiguieran el poder en las Generales. ¡Esperemos que esto no ocurra¡.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.