www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL DIRIGENTE ANUNCIÓ QUE VA A DENUNCIAR LA PUBLICACIÓN DE "AQUELLO QUE ES MENTIRA"

Florentino pasa al ataque: defiende a Benítez y ‘declara la guerra’ a sus detractores

lunes 23 de noviembre de 2015, 14:02h
Florentino pasa al ataque: defiende a Benítez y ‘declara la guerra’ a sus detractores
Florentino Pérez ha señalado este lunes a sus detractores en la esfera mediática esbozando una suerte de adevertencia: a partir de ahora va a denunciar "aquello que sea mentira", en plena comunicación pública con los socios y aficionados. Rafael Benítez, sujeto pasivo del entuerto, se vio reforzado por un discurso incendiado del mandatario, que lejos de aplacar la crisis ha alimentado la trama. Estadio Santiago Bernabéu.

El presidente del Real Madrid ha querido este lunes sacar y salir a flote, refrescar la línea argumental diseñada en verano y repartir salvavidas que relativicen la tesitura, cual comandante en jefe. En plena marejada. Como si la primera versión aportada sobre el suceso prevaleciese para esquivar los elementos más profundos, ésos que terminaron por traducir el Clásico como la deflagración sonada del deficiente diseño deportivo.

La continuada urgencia y acumulación de caprichos convertidos en norma planificadora; la voluntad decisora de un vestuario en perenne combate, sin concesiones, con el técnico de turno por la ostentación del mando; y la repentina traición al libreto de un entrenador que claudicó ante la corriente general en el peor momento, habían confluido como ingredientes complementarios del caos, pero todos ellos supusieron elementos fuera de la trama en la conversación convocada para este lunes.

Creyó Florentino Pérez necesario transformar en tendencia defensiva la ruptura de su otrora mantra (no exponerse al foco de las perpetuas justificaciones) y apagar otro incendio exógeno, que ardía en la esfera de la opinión pública. Entregando a los tres puntos perdidos el sábado -segunda derrota a estas alturas del calendario en un balance estadístico más que positivo- la importancia que lo argumentaba como desencadenante de una crisis real. Justo el efecto inverso a la pretendida pacificación de las aguas. O, quizá, consiguiendo la lectura ideada.

Arrancó la comparecencia el mandatario exponiendo la nota gestada en la reunión previa, un texto que se expone, íntegro a continuación: “Comparezco ante ustedes para informarles sobre la reunión que la Junta Directa acaba de celebrar. Hemos analizado detenidamente la situación deportiva y quiero comunicarles que el entrenador del Real Madrid tiene todo nuestro apoyo y confianza. Fue el elegido por su profesionalidad, trayectoria y experiencia, y tiene capacidad demostrada para sacar el máximo rendimiento a esta plantilla, que como todos sabemos, sufrió un desgaste paulatino desde enero de este año”.

“Entiendo y comprendo el enfado de la afición tras el partido del sábado, pero creemos que es el momento de seguir trabajando con rigor, con serenidad, la máxima intensidad y la unidad de todo el madridismo. Benítez acaba de empezar su trabajo. Dejémosle trabajar porque seguro que vendrán los triunfos. En los primeros cuatro partidos se ha logrado la clasificación para los octavos de final de la Champions y en la Liga, salvo estos últimos dos partidos, el equipo se encontraba imbatido y compartiendo el liderato a pesar de las numerosas bajas que hemos sufrido en este inicio de la temporada. Tenemos una gran plantilla, de magníficos jugadores, que serán capaces de dar muchas alegrías a una afición que lo merece todo”.

“Para la Junta y para mí, lo más importante son los éxitos del equipo y la estabilidad institucional que requiere el Real Madrid para conseguirlos. Reitero que entiendo el malestar de nuestra afición pero pido su apoyo. Ahora más que nunca los jugadores necesitan la fuerza de nuestros seguidores. Siempre he trabajado para que los socios sigan siendo los únicos dueños del club y los que determinen el futuro del Real Madrid. Les puedo asegurar que así seguirá siendo”, concluyó una nota que susurraba el cariz de la rueda de prensa.

Abrió fuego la supuesta falta de actitud de los futbolistas. “Esa es una mala interpretación del partido”, avanzó el dirigente para subrayar que “hicimos un partido muy malo pero estas cosas pasan y no creo que sea ésa la causa, se lo aseguro”. “Quizá sea un cúmulo de cosas y había jugadores que jugaban por primera vez después de muchos meses, pero la actitud en un partido como éste no se puede cuestionar”, sentenció.


Entró el discurso en materia ya en la segunda pregunta. Cuestionado sobre la sugerencia de convocar elecciones anticipadas, Pérez explicó que “respeto toda manifestación y mucho más de los aficionados, ya que es una afición muy exigente y lo entiendo”. “Eso no tiene nada que ver con lo que me pregunta sobre si hay una campaña contra mí: eso lo creo yo, usted y todas las personas que estamos aquí”, expuso. "No hemos hablado ni una palabra de las elecciones. Hemos analizado el partido del sábado, el poco tiempo de temporada que llevamos y tenemos la esperanza de que va el entrenador va a ser capaz de reconducir la situación que viene desde enero”, reiteró.

Sobre ésta perspectiva de decadencia en el epílogo de la etapa de Ancelotti, Florentino amplió su parecer: “Desde enero nuestro equipo ha sufrido un deterioro paulatino. Es es obvio. Elegimos a Rafa Benítez con la confianza de que era capaz de revertirlo. Lleva poco tiempo y de la noche a la mañana no se va a arreglar, pero seguimos teniendo la misma confianza en él que cuando lo contratamos”. Sobre este aspecto surgió una cuestión incómoda, que relacionaba esta comparecencia con la de marzo, en la que el dirigente defendió a su entrenador de la Décima. “No sé si usted es capaz de decir que va a trabajar donde está ahora en las próximas semanas. Yo hablo en el momento. Lo que pase en seis meses no somos nadie capaz de saberlo”, sintetizó áspero el compareciente.

Tomó el relato un pelaje deportivo como aperitivo del nudo de la charla. Preguntado por las injerencias de la directiva en las directrices del técnico, Pérez resumió que “plenos poderes tiene seguro y nadie le va a sugerir nada”. “Yo llevo des de el 2000 y ningún entrenador ha dicho que yo le haya sugerido nada. Comprendo que es una plantilla que tiene muchos y muy buenos jugadores y que la elección es complicada, pero tiene total autonomía”, zanjó antes de confesar que “hablé el sábado con los jugadores y con el entrenador”. “Le transmití mi confianza y le vi bien, aunque algunos jugadores estaban destrozados, porque saben que jugaron mal y algunos estaban impresionados por la presión posterior”, concluyó.

Florentino, que definió la estancia ideal de un técnico en los tres años, porque “aquí, donde hay jugadores muy importantes, y en la convivencia se produce un deterioro”, desató su mensaje cuando la teoría de la petición de los capitanes en dirección al cese del técnico cayó sobre la mesa.

Me voy a echar la culpa de mucho de lo que pasa. Aunque no es habitual que desmintamos las cosas permanentemente creo que voy a hablar mucho más. Comprendo que haya algún periodista que quiera desestabilizarnos, pero yo también tengo la obligación de contarlo. Por ejemplo: el mismo día que jugamos, un periódico de Madrid (diario As) publicó que el presidente del Madrid estuvo en la cena entre el presidente del PSG y Jorge Mendes. De esas puedo contarle muchas. Creo que hay gente que hace de la mentira su razón de ser para deteriorar la imagen del Madrid porque piensan que sin mi tienen más capacidad de influencia. Nunca me ha dicho Ronaldo nada al respecto. Nada. Jamás. Nunca ha dicho nada de nadie. Es un buen tío y lo que sacan sobre que le quiero vender es para desestabilizar. Benzema tampoco gana 10 millones netos. Pero esto es todos los días. He llegado a la conclusión de que si no salgo y digo que eso es mentira habrá algún ingenuo que se lo crea. Es terrible. No lo voy a consentir a partir de ahora”.

Prosiguió su aseveración el presidente, repitiendo argumentos de influencia mediática y grupos de presión, pero dirigiendo la acusación de manera más directa: “Ante lo que oigo que el entrenador no tiene la confianza de la Junta o los jugadores digo que no es verdad. Los jugadores le apoyan y la Junta también. Salí aquella vez (en la mencionada rueda de prensa de marzo) para decir que no era verdad lo que había publicado un periódico (diario Marca), que aseguraba que si no se ganaba ese fin de semana se iba a echar a Ancelotti”. “Respeto a la afición que dijo lo de ‘Florentino Dimisión’, pero me gustaría decir que aquello siempre lo empiezan los mismos. Desde hace dos años decidimos que los Ultras Sur no iban a entrar en este campo. Desde entonces usan lo que está a su alcance para intimidarme. Me molesta más que algún periódico (diario As) les sirva de cobertura. Eso me preocupa más. Esos lo iniciaron y los demás lo siguieron porque había un ambiente de derrota. Pero pido a los socios que no sigan a personas que tienen como finalidad hacerse con un club”, denunció.

“He nacido en este ambiente y el nivel de exigencia lo entiendo. Pero, a veces, hay gente que puede pensar que hay un poco de desproporción entre perder un partido, que nos dolió en el alma, y todo lo que se ha comentado alrededor. Una reacción que puede ser que haya venido por ese ambiente de desestabilización que debía haber sabido eliminar”, declaró.

Se despidió el mandatario de esta comparecencia exprés explicando que “me molestan las críticas que son mentiras”. “Me molesta que haya gente que tiene un solo objetivo: ir en contra mía y del club. Esos periodistas, con nombre y apellidos, no tienen que tener derecho a escribir esas cosas que no responden a ningún código de conducta. Contrastar es llamarme a mí, que me pongo a todo el mundo. Pero, cuando hay un afán de perturbar voy a comunicar a mis socios y aficionados todo aquello que es mentira”, sentenció para cerrar el acto proclamando que la solución a los problemas es el sujeto pasivo de la ventisca, Rafael Benítez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios