www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MACGUFFIN

Tranquilo majete

martes 15 de diciembre de 2015, 19:55h
La música suele tener un curioso y poderoso efecto de viaje temporal. Cuando escuchamos canciones que solían acompañarnos en el pasado es como si durante unos minutos volviéramos a otra época. A veces, a través de imágenes mentales. Otras, es sólo una sensación. Hace unos días la radio del coche soltó una canción que fue escrita y publicada hace
casi un cuarto de siglo. Recuerdo que mi hermano, preadolescente por aquella época, solía escucharla y yo, que no llegaba a los diez años, berreaba –no se puede llamar cantar a lo que hacía y sigo haciendo- la letra, sin saber en realidad donde terminaba una frase y empezaba la siguiente. El grupo, los ya veteranos Celtas Cortos. La canción, ‘Tranquilo majete’. Y ese efecto de regresión fue más extraño que nunca. Porque, pasados casi 23 años, y a pesar del inevitable aire noventero del tema –cada cual que juzgue, en lo musical, si eso es bueno o malo-, los problemas sobre los que se pone el acento siguen hoy sin atisbo de solución. La ‘mili’ y el delito de insumisión es lo único que sonará a ‘batallita de abuelo’ a la generación que sigue a la mía. En lo demás, ¿tan poco hemos avanzado?

Las preocupaciones de “la tierra de los croatas” o de los que “mueren como ratas” en Somalia no han desaparecido, sólo se han trasladado, a Siria, a Eritrea, a la República Centroafricana. La polución no sólo no se ha erradicado, sino que el problema se ha agudizado hasta niveles críticos. “Si estudiar vale para poco, al buscar tu colocación”, decían los vallisoletanos en la canción. No hacen falta comentarios, pero por si acaso: el paro juvenil roza el 50 por ciento y, situándonos en el medio de los habituales bailes de cifras, en torno a 250.000 jóvenes han emigrado en busca de trabajo desde 2008. Que si “para alquilar una casa hay que empeñar un riñón”. Que si “el poder huele a corrupción”. ¿Antes de Bárcenas y de los ERE? ¿En qué año estábamos? Y el premio gordo: “Si en España el aumento del paro ya va por el tercer millón”. Me tienta el poner un emoticono, pero vamos a ser serios. Algo no estamos haciendo bien. Habrá que redefinir la estrategia.

Este mismo lunes, el paro y la corrupción monopolizaban el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez -por cierto, ¿alguien se acuerda de qué pasaba en Cataluña?-, dos de los llamados a diseñar esa estrategia urgente y necesaria para –entre otras cosas- extirpar estos dos males, las mayores preocupaciones de los españoles según los datos del CIS. Viejos problemas que, visto lo visto, requieren nuevas perspectivas. Pero la “indecencia” de Rajoy y la “mezquindad” de Sánchez han sido las brasas del debate. Calentémonos con ellas y poco más.

Otra vez, poca explicación real de futuro, consignas electorales aparte. Y de futuro es de lo que los ciudadanos tenemos ganas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.