www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS MUJERES Y EL VINO

María José Yravedra, de Bodega Ronsel do Sil en Ribeira Sacra: "Tanto la arquitectura como la cata de un gran vino generan “espacios” emocionales"

Entrevista con la arquitecta y propietaria de la Bodega Ronsel do Sil en Ribeira Sacra.
María José Yravedra, de Bodega Ronsel do Sil en Ribeira Sacra: 'Tanto la arquitectura como la cata de un gran vino generan “espacios” emocionales'
Ampliar

Has vivido el vino desde tu niñez, con un padre experto en vinos, ¿eso te hizo llegar a querer tener una bodega?

Desde la perspectiva del tiempo, nunca me planteé a priori ser bodeguera. Puede ser que la rehabilitación de un antiguo lagar y el amor por la viticultura sean consecuencia y fusión de mis experiencias sobre arquitectura y los valores culturales del vino recibidos en el ámbito familiar. Después de la publicación de mi libro Arquitectura y cultura del Vino, y cursar el Máster de Viticultura y Enología en Madrid, surgió la oportunidad junto con mi marido de comprar una pequeña bodega en ruinas con una viña centenaria cerca de los cañones del Sil. Así empezamos de manera artesanal y casi heroica a hacer vino y poner en práctica mi pasión por los vinos auténticos.

Tu profesión de arquitecta, ¿ha condicionado o dirigido tus motivaciones en el vino?

Tanto la arquitectura como la cata de un gran vino generan “espacios” emocionales. Existe un paralelismo entre el proceso de creación de una obra arquitectónica, y la “construcción” de un gran vino, porque son conceptos comunes que se entrecruzan como paisaje, suelo y clima; soleamiento y estructura; diseño y sostenibilidad.

Ronsel do Sil, situada en un entorno geográfico mágico, es tu bodega. ¿Cómo la concebiste?

El paisaje de la viticultura de la Ribeira Sacra es arquitectónico en sí mismo, con sus bancales de piedra y sus cepas en terrazas. La arquitectura de la bodega Ronsel Do Sil es un reflejo de este paisaje, que aprovecha la fuerte pendiente del terreno para facilitar la entrada de la uva y optimizar el mínimo recorrido para la elaboración del vino, utilizando los materiales autóctonos propios de la zona, como la piedra o la madera de castaño. Como decía Vitruvio: “la arquitectura debe ser firmitas, utilitas y venustas”.

¿Pesó más en ti tu visión como arquitecta o las necesidades tecnológicas?

Cuando se proyecta una bodega de vinos sinceros debe prevalecer la filosofía de ensalzar las variedades autóctonas mediante una viticultura natural y una elaboración con el mínimo intervencionismo. La arquitectura es un medio imprescindible para conseguirlo. Es muy difícil hacer una buena arquitectura para el vino sin entender el proceso de elaboración, desde la viña hasta la copa.

¿Por qué elegiste Galicia y Ribeira Sacra?

Por las raíces gallegas de la familia y de mi marido, Felipe. Y la Ribeira Sacra, por el gran potencial de sus variedades autóctonas, como se está demostrando en estos años.

¿Por qué tus vinos blancos son tan personales?

Los vinos de perfil atlántico, unidos a cada añada climática y los diferentes suelos de la Ribeira Sacra, confieren una personalidad con una finura muy depurada. La variedad godello, es muy trascendental, junto con la treixadura y la dona branca. También las variedades tintas, como la mencía, merenzao, brancellao son históricamente ancestrales, pero contemporáneas en su concepto por su gran valor cultural-paisajístico y la calidad que confieren a los vinos.

Tu padre, ingeniero agrónomo y expresidente de la O.I.V, ¿influye en tus decisiones en la bodega?

Nuestros vinos surgen como dicta cada añada y su propia naturaleza, como un surgir narrativo de las circunstancias de la propia realidad. La opinión de mi padre cuando catamos los vinos es un privilegio, pues es mi maestro.

¿Qué es para ti el enoturismo?

Una ventana abierta al paisaje y a la cultura, además de un disfrute de todos los sentidos. Visitar la Ribeira Sacra y los cañones del Sil, los bosques centenarios, los antiguos monasterios y disfrutar de su gastronomía, y por supuesto de nuestros vinos, es pura emoción.

¿Qué variedad de uva te gustaría incorporar a tus vinos?

Dicen que lo mejor de Galicia está por descubrirse y que aún está cubierto por los helechos. Donde se ubica la bodega existieron variedades prefiloxéricas de las que quedan pequeños vestigios y que aún cuidan pequeños viticultores, tan centenarios como sus viñas.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.