www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A SÁNCHEZ LE ENTRAN POR UN OÍDO LOS ARGUMENTOS Y LE SALEN POR EL OTRO

martes 29 de diciembre de 2015, 12:15h
El argumento esgrimido por Mariano Rajoy ante Pedro Sánchez tiene consistencia. En el año 2009...

El argumento esgrimido por Mariano Rajoy ante Pedro Sánchez tiene consistencia. En el año 2009, el Partido Popular aportó sus votos a Patxi López para que pudiera investirse como lendakari del País Vasco. Se trataba de impedir que Juan José Ibarretxe continuara con su órdago secesionista, si bien el líder vasco, a diferencia del pobre Arturo Mas, había actuado correctamente presentando su plan ante el Congreso de los Diputados.

No sería descabellado que, en la actual situación, el PSOE prestara su apoyo al PP para garantizar una estabilidad política comprometida por Podemos. Lo que ocurre es que sobre la lógica política se alza la lógica personal. Pedro Sánchez sabe que, si no se convierte en presidente del Gobierno respaldado por un Frente Popular ampliado, Susana Díaz y parte de la dirección socialista le escabecharán delicadamente y le enviarán en un par de meses al desván de Ferraz. Y claro, se defiende como una pantera de Java. Lo tiene muy difícil pero hará todo lo posible para conseguir los apoyos de Podemos, IU, otros grupos y la abstención de los nacionalistas vascos y catalanes. Se trata de su supervivencia personal y la de muchos de los que le rodean. Así que las argumentaciones de política de Estado le entran por un oído y le salen por el otro. También la presión de destacados barones del PSOE. Solo si una treintena de sus noventa diputados se plantaran, cedería Pedro Sánchez. Se juega en el envite su existencia política personal y, mientras pueda, continuará defendiéndose panza arriba con uñas y dientes.