www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Venezuela: la vida de los otros

viernes 06 de junio de 2008, 22:50h
Hugo Chávez cada vez tiene menos reparos en mostrar la auténtica naturaleza del régimen que pretende instaurar en Venezuela. Su último paso hacia un modelo autoritario ha sido la nueva Ley Patriota que va a poner en marcha. Los venezolanos que se nieguen a cooperar con las agencias de inteligencia podrán ser sancionado, éstas, además, no necesitarán autorización legal para intervenir teléfonos. La nueva legislación está calcada del sistema cubano y con ella se pretende crear una red de informantes a nivel nacional, en el ámbito civil y militar. Gracias a ella, además, el Gobierno se otorga amplios poderes para invadir la intimidad del ciudadano a su antojo y, lo que es más grave, las autoridades se “anticipan” a los delitos y pueden detener a cualquier persona que sospechoso de pretender atentar contra la estabilidad venezolana.

Chávez ha explicado que el objeto de esta ley es defender al país del espionaje de los EEUU, pero todo apunta a que se trata de un intento más de acorralar y neutralizar a su oposición para perpetuarse en el poder, como lo es el cierre de medios de comunicación o la inhabilitación de políticos como Leopoldo López, alcalde de Chacao. Las utopías sólo han traído desgracias a la humanidad y el proyecto bolivariano de Chávez se está asemejando cada vez más a otros regímenes autoritarios que tan mal recuerdo han dejado en la historia universal y, en la de América hispana en especial. Las formas y el fondo de Chávez cada vez son más claras y dejan menor lugar a la duda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios