www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS LÍDERES CHARLATANES ENTURBIAN LA SERIEDAD DE LA CORONA

viernes 22 de enero de 2016, 12:59h
Me enseñó Don Juan la fórmula tradicional inglesa de “cubrir la Corona”. Tras una audiencia...
Me enseñó Don Juan la fórmula tradicional inglesa de “cubrir la Corona”. Tras una audiencia con el Rey o con la Reina el interlocutor no debe poner una sola palabra en boca de las personas reales. A lo largo de mi dilatada vida profesional he seguido a rajatabla la enseñanza que recibí de Juan III. Para no caer en alguna contradicción suelo negar de forma habitual las audiencias con el Rey. No le he visto. Eso es lo que digo incluso a los que saben que he estado con él. Durante 15 años dirigí ABC, durante 8 presidí La Razón, durante 7 la agencia Efe. Nadie sorprendió nunca en mi boca la reproducción de una palabra del Rey tras una audiencia.

Claro que el Monarca puede autorizar a que el interlocutor diga lo que el Rey le ha expuesto. Eso es otra cuestión. Pero asistimos ahora a la verborrea incontenible de los líderes políticos que, desde la mediocridad, explican en las ruedas de Prensa el contenido de la audiencia poniendo en boca del Rey muchas veces con inexactitud, casi siempre fuera de contexto, lo que el Monarca les ha expuesto. No me parece fácil que se consiga evitar esta práctica de mal estilo institucional. Estamos muy lejos de la seriedad y la prudencia británicas.

En todo caso, ahí queda lo que se debe hacer: “cubrir la Corona”, es decir no poner en boca del Rey lo que uno ha escuchado en el transcurso de la audiencia. Durante esta semana hemos asistido al espectáculo insólito de los líderes políticos hablando por los codos y comprometiendo en ocasiones la obligada neutralidad del Monarca al que la Constitución otorga las funciones de árbitro y moderador de la vida institucional española.