www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ADEMÁS DEL POSIBLE ACUERDO CON IGLESIAS, MANTIENE CONTACTOS CON RIVERA

Sánchez ya se mueve a dos bandas: con Podemos y Ciudadanos

EL IMPARCIAL
domingo 24 de enero de 2016, 08:25h
Sánchez ya se mueve a dos bandas: con Podemos y Ciudadanos
Pedro Sánchez sigue dando el todo por el todo en su afán por alcanzar La Moncloa. Tras un viernes en el que Iglesias se ofreció como su vicepresidente y Rajoy se hizo a un lado en la investidura "de momento", el líder socialista intensifica los contactos a dos bandas tanto con Podemos como Ciudadanos en busca de un acuerdo que le permita ser elegido como el próximo presidente del Gobierno.

Pedro Sánchez se mantiene firme en su idea de ser el próximo presidente del Gobierno. Tras el frenético viernes en el que Pablo Iglesias se ofreció como vicepresidente en un acuerdo con el PSOE y Rajoy anunció que no sería candidato a la investidura "de momento", el líder socialista ha intensificado los contactos a dos bandas con Podemos y Ciudadanos.

Con el partido de Rivera trata de enfriar los ánimos de las voces contrarias a un pacto con Podemos y además le sirve de apoyo contra el "chantaje" de Podemos, según expresaron los socialistas en el comunicado del sábado.

El diálogo con el líder de Ciudadanos fue anunciado por ambos en redes sociales. "España necesita diálogo" comentó Sánchez mientras que Rivera dijo que "en los próximos días hay que dialogar, desde el acuerdo o desde la discrepancia".

El líder socialista Pedro Sánchez se juega el todo por el todo para ser el próximo presidente del Gobierno. Sus ambiciones son tales que, en cuanto el Rey le proponga para ser investido, llevará su candidatura al Congreso de los Diputados para que las distintas fuerzas parlamentarias le den su aprobación. A falta de confirmación oficial, Sánchez sigue confiando en sacar adelante una gran coalición de izquierdas.

Una vez finalizada la primera ronda de contactos entre Felipe VI y las 14 formaciones con representación en el Congreso de los Diputados y la negativa de Mariano Rajoy a presentar su candidatura para ser investido en la Cámara Baja el foco se sitúa encima del líder del PSOE, Pedro Sánchez.

El socialista ha desoído en reiteradas ocasiones las voces que dentro de su propio partido, tanto de los barones históricos como de los regionales, le instan a rechazar pactar con Podemos y antepone sus ambiciones de ser el próximo presidente del Gobierno a la línea del partido.

De este modo, una vez comience la segunda ronda de contactos con el Rey, prevista para el próximo miércoles, el secretario general del PSOE está dispuesto a llevar su candidatura al Congreso una vez el Rey le proponga para la investidura, sin perder tiempo alguno.

Según los cálculos del Sánchez, de aquí a esa fecha habrá logrado sumar el número de apoyos parlamentarios suficientes para sacar adelante su candidatura, lo que implicaría pactar, no sólo con Podemos, a pesar de que en campaña reiteró en numerosas ocasiones que no se asociaría con "populismos", sino también con Izquierda Unida y las fuerzas nacionalistas e independentistas de PNV y ERC.

Por lo pronto, Pablo Iglesias ya le ha pedido, además de sus líneas rojas en materia económica o el referéndum de autodeterminación en Cataluña, ser él quien ocupe la Vicepresidencia en un Gobierno presidido por Sánchez, varias carteras ministeriales y la entrada de IU en el Ejecutivo.

Todavía está por ver si el socialista se plegará a las condiciones de Podemos, pero todo parece indicar que al menos habrá un importante acercamiento de posturas en las próximas horas a fin de llegar a un acuerdo que provoque la caída del Gobierno del PP y la instauración de un gabinete de izquierdas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

2 comentarios