www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MACGUFFIN

¿Servirían de algo unas nuevas elecciones?

martes 26 de enero de 2016, 19:48h

En una visión muy amarga de la política –va por días-, ser político es muy fácil. Se trata de escoger un conjunto de potenciales votantes y prometerles lo que quieren. Una vez alcanzado el fin, en España se llama Moncloa, se dispone de cuatro años de carta blanca para cumplir o no esas promesas, eso es lo de menos. Lo insólito del escenario político que vive el país desde el 20 de diciembre pasa también por adelantar esa incoherencia entre dichos y hechos que a nadie sorprende pero a algunos, con un poco de sangre en las venas, todavía irrita. Sin Gobierno, unos y otros ya han pervertido sin pudor alguno muchas de sus declaraciones de intenciones de la etapa preelectoral.

El único pacto que está ahora sobre la mesa y que podría terminar en debate de investidura y formación de Gobierno es el que aglutinaría a la izquierda en torno al PSOE y a Podemos. Los líderes de ambas formaciones disfrutaron antes del 20D con los aplausos cada vez que soltaban un triunfalista “no vamos a pactar”. Es lo que tiene la emoción de la campaña, que se alimenta del ímpetu, y desde luego, explicar que, llegado el caso, se tantearía al de enfrente, hubiera restado a los mítines un buen grado de frenesí y de pasión. Pero lo cierto es que Pablo Iglesias nunca planteó a sus electores la posibilidad de pactar con unos socialistas que formaban parte de su “casta” política y Pedro Sánchez también negó por activa y por pasiva que fuera a entenderse con los “populistas” que “quieren llevar al país por la deriva de la Venezuela chavista” (Pdr Snchz dixit). Ambos replantean ahora su estrategia. El 20D, los españoles votaron promesas y programas, no estrategias. Y quizás para eso valgan unas nuevas elecciones. Menos hilarante, pero más honesto.

A la luz de los sondeos, el panorama que dejaría una nueva llamada a las urnas no sería distinto del actual. Quién sabe. Tampoco las encuestas predijeron la encrucijada en la que nos encontramos ahora, no hasta este punto. Quizás la campaña de unos hipotéticos comicios en 2016 serviría para que los candidatos expliquen su posición ante la necesidad de pactar, ahora real y efectiva. Porque apuesto a que buena parte de los votantes de Podemos les depositaron su voto, precisamente, por su negativa a pactar con “la casta”, y seguro que muchos de los del PSOE les entendieron como la opción moderada de izquierda, capaz de alejar a los radicales del poder. Sólo quizás.

También puede ser que, en el fondo, nos guste que nos mientan. Que queramos oír arengas categóricas de voz de quienes están llamados a representarnos y dejarnos invadir por la emoción, aunque en el fondo sepamos que la política no suele estar directamente relacionada con la verdad. A raíz de la detención este mismo martes del expresidente del PP valenciano, Alfonso Rus, los medios hemos repasado algunas de las joyas que nos ha dejado este representante de la peor cara de la política española. Joyas como prometer, mientras optaba a la alcaldía de Xátiva, que sus votantes tendrían, a cambio de su apoyo, un Ferrari como el que él conducía o que si le votaban haría llegar la playa hasta esa localidad. Luego les llamó "burros" por creérselo. Claro. Culpa nuestra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Servirían de algo unas nuevas elecciones?

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    1655 | Claudio Sánchez Rey - 27/01/2016 @ 15:17:55 (GMT+1)
    No van a servir de nada. Servirán para que los mismos perros con distinto collar nos hagan gastar del erario público cientos de millones de euros en lugar de utilizarlos para temas mad útiles y necesarios.
    1647 | luis maria bianchi - 27/01/2016 @ 12:44:00 (GMT+1)
    NO, no servirán porque no hay a quien elegir, España, como Europa carece de Estadistas, la Civilización Cristiana de Carlomagno terminó con la Constitución LAICA, se acbó una Época, ahora estamos invadidos por Asia.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.