www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Nominados al Goya al mejor actor

Por Laura Crespo






Asier Etxeandía


Quién |
Estuvo a punto de convertirse en ‘chico Almodóvar’, pero su pequeño papel en Los abrazos rotos se quedó finamente fuera del montaje. El bautismo interpretativo de Asier Etxeandía (Bilbao, 1975), cuando empezó a estudiar arte dramático en Vizcaya, no fue del todo positivo. El actor ha criticado en más de una ocasión los métodos excesivamente duros de algunas corrientes de la formación en interpretación. Aún así, Etxeandía se mudó a Madrid para probar suerta. Tras un paso fugaz por la serie Un paso adelante, de la que salió por miedo a encasillarse, le ofrecieron la que hoy sigue considerando la oportunidad de su vida: el papel de maestro de ceremonias en Cabaret. Desde entonces, ha compaginado televisión y teatro con pequeños papeles en el cine, destacando el éxito obtenido por su primer gran espectáculo teatral, El Intérprete (2013), y su actual papel en el fenómeno televisivo Velvet.

A favor | La fortaleza de la película en su conjunto en los premios y la dificultad del personaje.

En contra | Darín y Casablanc son los favoritos y entre ellos estará el premio en esta categoría.


CRÍTICA. La novia: si Lorca hubiera hecho cine…



Luis Tosar


Quién | Luis Tosar (Lugo, 1971) es uno de los mejores actores españoles y no hay mejor ejemplo que el de dos de sus películas de este año para ilustrarlo. En una, El Desconocido –por la que está nominado a mejor actor-, es un tiburón de la banca impertinente, altivo y con el reto de ir desmoronándose emocionalmente a medida que avanza la película. En ma ma –por la que podría estar nominado a mejor actor secundario sin duda, pero era abusar de más- es un españolito medio, un hombre apocado y triste, poco comunicativo y con pasión por el fútbol. Y en ambos, Tosar desprende verdad. Después de forjarse una carrera con gran reconocimiento local en la televisión gallega, empezó a hacer papeles pequeños en películas como Celos, Flores de otro mundo, La Comunidad o El Corazón del Guerrero, pero fue, sin duda, tras su participación en Los lunes al sol, de Fernando León de Aranoa, cuando empezó a hacerse un asiduo de los grandes directores y las grandes historias. Fue con aquella radiografía social de la reconversión industrial de Galicia con la que consiguió su primer Goya, al mejor actor de reparto. Después vendrían dos más, que reconocieron en esta ocasión su labor en los papeles protagonistas en Te doy mis ojos y Celda 211. Otros títulos que han gozado de la presencia del actor gallego son La flaqueza del bolchevique, También la lluvia, Mientras duermes o El niño, entre otros.

A favor | El trabajo de Tosar siempre está a favor de que la Academia lo reconozca, porque habitualmente es impecable. En este caso, la naturalidad con la que consigue recorrer el brutal arco dramático de su personaje denota una habilidad pasmosa, sobre todo teniendo en cuenta que tenía que basarse en la gestualidad del rostro y el diálogo puesto que toda la cinta transcurre en el interior de un coche.

En contra | Que la industria ama el trabajo de Tosar es evidente, y no parece a veces tan necesario recordarlo con premios. Además, el actor ya cuenta con tres ‘cabezones’ en su haber, hecho que a veces termina de inclinar la balanza hacia el otro lado en caso de duda. Pero, sobre todo, es que este año Pedro Casablanc y Ricardo Darín tienen todas las posibilidades.


ENTREVISTA: Luis Tosar charló con El Imparcial sobre el estreno de El Desconocido




Pedro Casablanc


Quién | Pedro Casablanc (Casablanca, Marruecos, 1963) se enamoró de la interpretación en Sevilla, mientras estudiaba Bellas Artes en la universidad de la capital hispalense. Siguió trabajando sobre las tablas cuando se trasladó a Madrid a principios de los noventa y nunca ha roto su relación especial con el teatro, a pesar de que empezó a frecuentar la televisión, en series como Ay señor, señor, Querido maestro, Periodistas, Compañeros, El Comisario, Los hombres de Paco, Hospital Central, Isabel, Amar es para siempre o, ahora, como 'El Ruso' de la exitosa Mar de Plástico. Aunque B ha supuesto su primer protagonista para la gran pantalla, ha participado en películas como Los años bárbaros o Manolete y trabajado a las órdenes de grandes hitos de la dirección como Steven Soderbergh o Jean-Jacques Annaud. Por su imponente presencia y su voz profunda está acostumbrado a que le llamen para hacer de malo y solemos verle en personajes ambiguos o directamente oscuros, aunque Casablanc se esfuerza por salir de la zona de confort y asumir riesgos en propuestas distintas. Tanto, que ha llegado a interpretar en teatro al difunto y famoso gorila albino Copito de Nieve.

A favor | Ha participado en una de las películas más sorprendentes y revulsivas del año y lo ha clavado. Pedro Casablanc ya siembre va a ser Bárcenas. O mejor, siempre recordaremos a Bárcenas como lo hizo Pedro Casablanc. El esfuerzo de memorización del texto, el carácter rayano a lo experimental de la película y del tratamiento del personaje y el contenido político que suele gustar a la Academia hacen de Casablanc uno de los candidatos más firmes al Goya.

En contra | Su única piedra en el camino es Rircardo Darín.


ENTREVISTA: Las impresiones de Pedro Casablanc poco después de conocer su nominación



RicardoDarín | Ganador


Quién | Ricardo Darín (Buenos Aires, 1957) dice que los directores piensan en él porque tiene cara de “tipo normal” con el que es fácil identificarse. Sin embargo, no siempre fue así. Rostro habitual de nuestro cine, en España identificamos a Darín con el hombre maduro, sereno y profundo de los últimos años. Sin embargo, sus primeros pinitos en Argentina le llevaron por la senda del culebrón y el melodrama, convirtiéndose en el galán televisivo por excelencia de la década de los ochenta. Aunque ya había entrado de forma discreta en el círculo cinematográfico, fue en el año 2000 cuando su celebrado papel en Nueve Reinas le situó en una posición destacada de la industria del cine argentino. Desde entonces, el camino no ha hecho más que ascender, y cualquier cinta que cuente con la presencia del bonaerense gana en peso irremediablemente. Un buen puñado de grandes películas pueblan su currículo, siempre a caballo entre Argentina y España: El hijo de la novia, Kamchatka, Luna de Avellaneda, El secreto de sus ojos, Carancho, Un cuento chino o Relatos salvajes.

A favor | Darín parte como favorito por tres razones fundamentales: la película, en su conjunto, es una de las preferidas. Es la cuarta vez que el argentino opta a un Goya, yéndose de vacío las tres anteriores; la Academia puede considerar que ha llegado, por fin, su momento. Por último, la Concha de Plata de San Sebastián (que recibió ex aequo con su compañero de reparto Javier Cámara) suele ser una buena referencia para el Goya.

En contra | A pesar de tener la nacionalidad española y haber trabajado en España con la misma frecuencia e intensidad que en Argentina, tiene su residencia en Buenos Aires. La votación de los académicos puede depender de algún modo de que anuncie su asistencia o no la gala el día 6 de febrero. A la Academia no le gusta premiar a los ausentes.

CRÍTICA Truman: morirse sin melodrama