www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COSAS VEREDES

¿Pacto o elecciones?

lunes 01 de febrero de 2016, 20:22h

Una semana más, aquí estamos haciendo cábalas sobre el futuro inmediato de España. ‘Malabarista’ llamaba Carlos Alsina esta mañana a Pedro Sánchez. Aunque en las últimas semanas le han llamado tantas cosas y se parece tan poco lo que promete a Pablo Iglesias con lo que defienden los barones del PSOE que es bastante probable que a estas alturas sufra una crisis de personalidad aguda.

Si ni los suyos le respetan, no hablemos de los rivales, pero nada le impide seguir soñando con La Moncloa. Me cuentan que su mujer, como coletilla al despedirse de sus amigas después de un café añade: “El próximo, en La Moncloa”. Muchos astros se tienen que alinear para que eso ocurra.

Ahora, Pedro Sánchez se ha sacado un as de la manga, el de someter un posible pacto con Podemos a la aprobación de los militantes. Y no está mal pensado del todo, porque aunque la Ejecutiva puede vetar lo que quiera, ¿se opondría a la voluntad de sus propios militantes? Perverso, ¿no? Tanto que muchos ponen en duda que se le haya ocurrido a él solito, a Sánchez. Desprende un inconfundible tufillo podemita a votación asamblearia. ¿Le habrá pedido consejo a su fiel ‘amigo’ Pablo Iglesias.

Así las cosas, y con un Rajoy que está dispuesto a pasar turno por segunda vez, el camino hacia la celebración de unas nuevas elecciones se despeja. El PP no ve otra salida y todo apunta a que mejorarían sus resultados, lo que les facilitaría pactar y, por lo tanto, gobernar. Podemos también saldría beneficiado de una nueva contienda electoral, por lo que pase lo que pase, gana: o se sienta en la vicepresidencia o consigue aún más escaños que el 20 de diciembre y asesta al PSOE la estocada final. Los socialistas, en cambio, sabedores de este alarmante riesgo quieren pactar a toda costa para garantizarse 4 años de tregua hasta los siguientes comicios, tiempo más que suficiente para invertir los sondeos. “Pero no con Podemos”, le dicen los suyos a Sánchez, quien desoye a sus mayores como adolescente envalentonado y se arroja en brazos de un caníbal. Y Albert Rivera está un poco harto de los unos y los otros y de ser el postre cuando se había vestido de plato principal o, al menos, de segundo, pero no puede darle un ataque de orgullo ahora porque le interesa pactar y evitar nuevas elecciones de las que, casi con toda probabilidad, saldría muy mal parado

Sigo pensando que lo ideal sería un pacto PP-PSOE-C’s si los socialistas tuvieran un líder dispuesto, al menos por educación, a dialogar. Miro por el rabillo del ojo al flamante e inesperado presidente del Congreso de los Diputados, el socialista Patxi López, y faltan piezas en este rompecabezas. Algo se nos escapa. Pero no es tan relevante como la actitud de Sánchez con respecto a Rajoy e incluso a su propio partido. Él va por libre, es una mente independiente e ingobernable pero si esta va a ser la voluntad de entendimiento y de llegar a acuerdo de Pedro Sánchez de cara a toda una posible legislatura con el PP en el poder, mejor volvemos a barajar y repartimos nuevas cartas. La mejor opción a día de hoy es convocar nuevas elecciones. Veremos qué ocurre en el capítulo 724…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Nuevas elecciones

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1747 | Alvar - 02/02/2016 @ 10:30:18 (GMT+1)
    Sobre el titulo del articulo:
    Pregunta:
    ¿Blanco y en botella?
    Respuesta ingenua: "Agua con sal".

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.