www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ: LA NEGOCIACIÓN BIFRONTE

jueves 04 de febrero de 2016, 11:16h
Pedro Sánchez ha abierto dos frentes de negociación. El primero, con la extrema izquierda; el segundo, con el centro derecha...

Pedro Sánchez ha abierto dos frentes de negociación. El primero, con la extrema izquierda; el segundo, con el centro derecha. Avanza en ambos. Albert Rivera no exige para negociar ni la vicepresidencia ni ministerios. Incluso estaría dispuesto a aceptar un Gobierno monocolor socialista. En la sesión de investidura sumará sus 40 diputados a los 90 de Sánchez. La abstención del PP en segunda vuelta convertiría al líder socialista en presidente del Gobierno.

Pablo Iglesias exige a Pedro Sánchez la vicepresidencia primera del Gobierno y la mitad de los ministerios. Sus 69 diputados más los dos de Izquierda Unida añadidos a los 90 del PSOE suman 161. Para alcanzar mayoría simple en segunda vuelta, necesitaría los diputados del PNV y la abstención de ERC.

Albert Rivera está negociando en el PP la abstención de los diputados populares con firme resistencia por parte de Mariano Rajoy. No lo tiene fácil el líder centrista, salvo que sobre el presidente en funciones se produzca la presión del empresariado español y de poderosas instancias internacionales asustadas ante la posibilidad de un Frente Popular con la radicalización del PSOE.

La otra fórmula de solución se enfrenta también con una negociación muy complicada. Pablo Iglesias podría conseguir tal vez la abstención de ERC, a la que Sánchez ha contribuido con dos senadores. La negociación con el PNV se presenta con especial complejidad. Llave para abrir los portones de Moncloa al Frente Popular, el PNV llevará sus exigencias al límite.

Si no cede Rajoy en la negociación de Sánchez con el centro derecha y tampoco lo hace el PNV en el acuerdo con el PSOE-Podemos, entonces los españoles se verían obligados a padecer y costear unas nuevas y carísimas elecciones.