www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Alejandro Palomas: Un perro

domingo 07 de febrero de 2016, 18:33h
Alejandro Palomas: Un perro

Destino. Barcelona, 2016. 335 páginas. 18,90 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Jorge Pato García

Nunca las relaciones humanas han sido fáciles, ni mucho menos el tratar de descubrir la realidad de las personas con las que compartimos nuestra vida a diario o de manera excepcional. Pero mucho más complejas han sido siempre la relaciones familiares con esas personas que son compañeros de la vida sin que se elijan, que son el núcleo de nuestras alegrías y de nuestras penas, el refugio de nuestros momentos más bajos, nuestros principales admiradores y los mayores críticos. Es precisamente esta maraña de sentimientos, de afectos a flor de piel, la que sirve de soporte para la arquitectura sentimental que Alejandro Palomas nos trae en esta novela.

Algunos habrán tenido la ocasión de disfrutar con el anterior título de este autor, Una madre, y aunque no es estrictamente necesario haberlo leído para poder seguir la trama de esta nueva novela, no es menos cierto que hace guiños, siempre guiados para no desconcertar al lector, a ese primer volumen.

La gran ventaja del estilo literario de Alejandro Palomas es que nunca cae en lo pusilánime, en lo vulgarmente sentimental para tratar de despertar un sentimiento en nuestro interior, sencillamente pone de relieve todas las sensaciones y realidades que podemos tener en el día a día cada uno de nosotros con nuestra familia. Esto es lo que consigue conectar directamente con el lector, meterle completamente en la trama y no desear que acabe el libro al tratar a esos personajes con el cariño con el que se da a alguien que parece conoces de toda la vida.

Por supuesto que en esta novela hay un personaje principal, ese perro que da título al libro y se ve en la portada. No están únicamente las relaciones personales entre Fer, Silvia, Emma y Amalia, esta última protagonista de la anterior novela; se une la influencia que tiene la presencia de R, el perro, un componente irracional de la familia pero que se une y pertenece a la realidad de la misma. Quizás sea esa conexión que a veces queremos ver en los ojos de algunos animales de compañía, la que lleva a darles esta carta de naturaleza de pertenencia familiar.

También esta novela nos puede ayudar a reflexionar sobre la posibilidad que siempre nos ofrecen ciertos animales de compañía de querer dotarles de características humanas. Relaciones familiares y análisis del entorno en el que nos movemos, tocar el corazoncito de cada uno de nosotros de una manera sencilla sin caer en artimañas soeces para arrancar una lágrima, todo esto y mucho más es lo que podemos encontrar en esta nueva y magnífica obra de Alejandro Palomas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios