www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL EGOÍSMO DE LOS POLÍTICOS ZARANDEA LA ECONOMÍA

martes 09 de febrero de 2016, 10:13h
La preocupación crece. Las inversiones extranjeras se paralizan. La prima de riesgo se mueve ya...
La preocupación crece. Las inversiones extranjeras se paralizan. La prima de riesgo se mueve ya en los 150 puntos. La Bolsa se precipita. Las empresas están a la expectativa. Los partidos no atienden al interés general sino al de sus agrupaciones. En lugar de generosidad los políticos exhiben su indeclinable personalismo. Lo único que les importa es su ascenso o su supervivencia. No se salvan los partidos emergentes que están ya sumidos en la pomada.

Se van a cumplir los dos meses tras las elecciones y la incertidumbre preside la vida política española con repercusión muy agria sobre la economía que empieza a cuartearse y que puede hacerse angustiosa en los próximos meses. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez siguen emperrados en sus exclusiones personalistas. Se alza un clamor de opinión pública para que los líderes políticos lleguen a un acuerdo razonable y se supere la incertidumbre que a todos asfixia.

Europa contempla la situación española con preocupación. Estados Unidos, que mantiene dos importantes bases militares en España, está aturdido por las campanas que doblan alarmadas.
Pedro Sánchez, que es un líder mediocre y carece de la pegada de Felipe González, está actuando con inesperada habilidad personal y avanza por el pedregal que las elecciones han dejado en la política española. Me aseguran socialistas habitualmente bien informados que el acuerdo PSOE-IU-Podemos con la adenda de PNV y la abstención de ERC está prácticamente concluido a falta de peinar algunos flecos exigidos por Pablo Iglesias. Por otra parte, Ciudadanos no ceja en conseguir, como ya hizo en la Mesa del Congreso, un acuerdo con el PSOE que despejaría la investidura si Mariano Rajoy cede y el PP se abstiene.

El ciudadano medio, en fin, sigue entre el tedio y la alarma el caminar egoísta de los líderes políticos y su repercusión en la vida económica. La salud nacional exige que no se demore más el estado de incertidumbre.