www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRAS EL PROBABLE FRACASO DE LA INVESTIDURA, SE REPLANTEARÁ LA NEGOCIACIÓN A CUATRO

lunes 29 de febrero de 2016, 11:19h
Lo ha dicho con lucidez Alberto Garzón: “Si no hay investidura vamos a buscar...
Lo ha dicho con lucidez Alberto Garzón: “Si no hay investidura vamos a buscar de nuevo un pacto a cuatro”. El Frente Popular -PSOE, Podemos, IU- solo necesita los seis escaños del PNV y la abstención del nacionalismo catalán para nombrar a un presidente del Gobierno. Felipe González y destacados barones del partido creen que, con esa fórmula, Pablo Iglesias fagocitaría al PSOE, relegando al centenario partido a una tercera posición. No será fácil, sin embargo, que, derrotado en la investidura, Pedro Sánchez se resigne a las elecciones generales sin intentar lo que él llama el Frente Progresista.

Son muchos los que, desde dentro del Partido Popular, consideran lo menos malo abstenerse en la segunda votación de investidura dando paso a un Gobierno socialista moderado por el centro derecha. Lo que ocurre es que Mariano Rajoy se opone frontalmente. El presidente en funciones prefiere el azar de unas nuevas elecciones a rendirse ante Pedro Sánchez, aunque eso convenga, según destacados analistas, tanto al Partido Popular como sobre todo a España. La orquestada campaña de la corrupción contra el PP puede socavar gravemente el resultado electoral para el partido de Rajoy. Ni en Moncloa ni en Génova se ha sabido reaccionar contra esa campaña que está colocando sobre la cresta del PP el sambenito de “partido de la corrupción”, cuando la triste realidad es que las corruptelas han proliferado en casi todos los partidos con responsabilidad de gobierno.

Como no parece probable que Rajoy ceda; como, tras el fracaso de la investidura, no será fácil que Sánchez pueda articular el Frente Popular, el pueblo español se verá obligado a acudir a unas nuevas elecciones que costarán al contribuyente un ojo de la cara, puesto que se pagan con los impuestos que sangran a la ciudadanía.