www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COSAS VEREDES

Sánchez, condenado

lunes 29 de febrero de 2016, 23:19h
¿De verdad pensó Pedro Sánchez en algún momento que tenía la sartén por el mango? La respuesta es tan triste como preocupante: seguramente sí. Las consecuencias de vivir al margen de la realidad llegan antes o después y esta semana asistiremos a la demolición del líder socialista que se empeña en fingir que lo tiene todo controlado cuando ni siquiera ha logrado aún sumar lo indispensable.
Aunque debe de estar de moda esto de montarse realidades paralelas. Ahora que ya podemos dormir tranquilos porque resulta que el Cid era nada más y nada menos que catalán, bueno, descendiente de un linaje de nobles catalanes, Pablo Iglesias ha protagonizado en capítulo 327 del culebrón barato en el que finge negociar cuando en realidad busca o bien imponer sus condiciones o nuevas elecciones. Di Caprio, he visto peligrar tu Oscar...
Menos mal que este sainete llega a su fin. La ciudadanía está ya aburrida de esperar sin un horizonte claro. Si hay que volver a votar, se vota, dicen unos y otros, aunque unos nuevos comicios no garanticen una situación diferente de aquí a unos meses.
Claro que en el resto del mundo la cosa no pinta mejor si tenemos en cuenta, por ejemplo, que en Suecia las juventudes del partido liberal han propuesto legalizar la necrofilia (sexo con cadáveres), y el incesto entre hermanos mayores de 15 años. Aquí nos conformamos con meteduras de pata (de Sánchez) tan lights al lado de las suecas como obligar sólo a la Iglesia católica a pagar el IBI, cuando otras confesiones religiosas también están exentas como la Comisión Islámica, la Federación de Comunidades Judías y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas. Pero a Sánchez sólo le preocupa que no pague la Iglesia católica, que queda mucho más progre... Tampoco ha gustado su anuncio de que derogará la Ley de Educación pero sin pararse a pensar en el repuesto. Está claro que este hombre está ya de saldo y promete cualquier cosa a la desesperada.
Que empiece la función, crónica de una muerte (política) anunciada. Da hasta un poco de pena. Pero avancemos de una vez, por favor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.