www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIOGRAFÍA

Javier Varela: El último conquistador: Blasco Ibáñez (1867-1928)

domingo 06 de marzo de 2016, 19:09h
Javier Varela: El último conquistador: Blasco Ibáñez (1867-1928)
Tecnos. Madrid, 2015. 926 páginas. 29 €.

Por Carmen R. Santos

Si en la época de Vicente Blasco Ibáñez hubieran sido tan habituales como hoy las listas de libros más vendidos, el escritor valenciano habría copado los primeros puestos. Sobre todo algunas de sus novelas como Cañas y barro o Los cuatro jinetes del Apocalipsis obtuvieron un gran éxito, y no solo dentro de nuestras fronteras, y fueron llevadas a la gran pantalla por insignes directores desde casi los albores del Séptimo Arte. Así, la versión ya clásica en cine mudo de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, debida al cineasta norteamericano Rex Ingram y protagonizada por el mítico Rodolfo Valentino. Autor enormemente prolífico, gozó de fama y admiración populares, aunque no tanta de esta última entre sus pares y la crítica que no pocas veces le negaban el pan y la sal.

En cualquier caso, Blasco Ibáñez fue una figura de dimensiones casi titánicas, pues no solo la literatura ocupó sus desvelos. Como titánico es, acorde con el personaje, el esfuerzo que ha realizado el profesor Javier Varela para ofrecernos esta monumental biografía. Significativamente el propio Varela apunta: “Stefan Zweig decía que una de las claves de su éxito había consistido en la limitación, en haber recortado sin piedad lo previamente escrito. Me temo que no he sido capaz de seguir esta advertencia hasta el final”.

El resultado es un ambicioso trabajo -se echa en falta, como es preceptivo en este tipo de empeños, una bibliografía final-, que estudia con detalle y profusión las múltiples facetas de Vicente Blasco Ibáñez, que se definía a sí mismo como “un hombre de acción”, de manera que nos proporciona un completo recorrido por su amplia trayectoria que se desplegó en varios frentes: la literatura, la política, el periodismo, la edición, la producción cinematográfica, y hasta una curiosa labor colonizadora en tierras argentinas. Fue diputado por el partido Unión Republicana y organizó y lideró en Valencia un movimiento, el blasquismo, que alcanzó una notable ascendencia y en cuyo desarrollo desempeñó un papel fundamental el periódico El Pueblo, fundado por el propio Blasco Ibáñez en 1894. Junto al minucioso repaso de su itinerario, la obra se adentra también en su singular personalidad: “Fue un hombre desmesurado -señala Varela- de características encontradas, épico a veces, grotesco en otras ocasiones: héroe y villano, valiente y fanfarrón, generoso y arribista, escritor de genio y folletinista kitsch”.

El interés de Javier Varela por su biografiado no es momentáneo. En 2011 comisarió en el MuVIM una magna muestra sobre Blasco Ibáñez, a quien reivindica en esta biografía, que no es, claro está, la única sobre el autor de Sangre y arena, pero que, sin duda, encierra valiosas aportaciones y no debe pasar desapercibida
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios