www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO

Franck Maubert: La última modelo

Franck Maubert: La última modelo

Traducción de Juan Díaz de Atauri. Acantilado. Barcelona, 2016. 105 páginas. 12 €.

Por Marta Rózpide

Las grandes historias no tienen por qué ocupar muchas páginas ni nacer de grandes acontecimientos. Muchas veces son los pequeños detalles los que nos sorprenden. El azar provoca cambios inesperados y el arte no es más que eso: una sorpresa. Como la que se llevó Franck Maubert al descubrir la mirada de un retrato de 92 cm x 65 cm una calurosa tarde de verano. Aquellos ojos fijos en el ensimismado escritor acababan de marcar el comienzo de una corta y fascinante historia.

En La última modelo, nos trasladamos al París de finales de los cincuenta, los burdeles y los bares envueltos en humo y caprichos. Caroline, la protagonista de esta obra, frecuenta esos locales de moda en Montparnasse. Allí conoce al singular escultor y pintor Alberto Giacometti, quien la convertirá en su última modelo. La relación silenciosa e intensa dura unos cuantos años, suficientes para marcar de por vida a la jovencísima Caroline, antes llamada Yvonne.

Ella tenía veinte años y él sesenta, ella vivía entre camas ajenas y casas prestadas por una noche y él prestaba su cama y las sillas de su estudio. Una combinación casi perfecta que llevó a esa joven prostituta a vivir el sueño de cualquier musa. Un descapotable rojo, una visita al Louvre, un viaje a Londres, una cena con Francis Bacon… Giacometti cambió el devenir de la vida de Caroline con tan solo un retrato.

Maubert, con esa pasión genuina por lo extraordinario, retrata un nuevo lienzo sobre la figura de esa mujer, ahora anciana y frágil. Como un deseo por comunicar el significado profundo del más allá, el autor va descongelando párrafo a párrafo los recuerdos más íntimos de la protagonista. Recuerdos que deconstruyen la leyenda detrás del cuadro, la desmesura de la obra de Alberto Giacometti y la soledad humana en la vejez.

De forma pausada y suave, casi lánguida, el escritor va dando sentido a cada arruga en el rostro de esta última modelo. Lo hace con sutileza y sinceridad, unas veces a través de las palabras de la protagonista y otras a través del relato de las propias sensaciones del autor. “En las terrazas de los cafés, todas las sillas y todas las cabezas miran hacia el mar, donde ha desaparecido el sol. De lo alto del mirador, una anciana observa el cielo, también ella, como todos los atardeceres. Recuerdo sus palabras: «Yo era su desmesura»”.

Lo cierto es que la habilidad del autor francés para la descripción no es de extrañar si uno se permite el lujo de abordar cualquiera de sus demás obras. Su labor como crítico de arte en L’Express durante los ochenta y como ensayista hacen de Franck Maubert un medio infalible para adentrarse, casi sin quererlo, en el mundo artístico -como es el caso de Francis Bacon -en Acantilado ha aparecido El olor a sangre humana no se me quita de los ojos. Conversaciones con Francis Bacon-, o Serge Gainsbourg-.

Ahora, podemos disfrutar de esta pequeña joya de coleccionista en una impecable traducción de Juan Díaz de Atauri. Una ocasión perfecta para los amantes de Giacometti, de la nostalgia por el viejo esplendor de antiguas glorias y de las historias de amor entre cenizas y pinceles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(1)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Franck Maubert: La última modelo

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2205 | A. Álamo - 07/03/2016 @ 00:29:57 (GMT+1)
    Maubert es un tipo curioso, competente, enamorado del arte y poco conocido aquí. Lo mismo que L´Express, una publicación que marcó una época. Excelente crítico y periodista, su timidez y pudor quizá impidieron conocer mejor algunos fragmentos de la vida de Bacon –prefirió guardarse algunas preguntas- pero a cambio dejó otras imágenes impagables del pintor, de quien, según señaló en una entrevista, añora su compañía y sus conversaciones desordenadas. Bonita crítica que además hace justicia a un hombre sorprendente y polifacético.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.