www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Beatriz Rodríguez: Cuando éramos ángeles

domingo 13 de marzo de 2016, 15:55h
Beatriz Rodríguez: Cuando éramos ángeles

Seix Barral. Barcelona, 2016. 253 páginas. 18 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Jorge Pato García

Todos conocemos ciertas zonas de nuestro país o de otro cualquiera en las cuales parece que el tiempo se ha detenido o incluso se vive dentro de un pequeño submundo creado al hilo de una orografía peculiar. Este es el caso de Fuentegrande, un pueblo ficticio ubicado en una zona delimitada por el mar pero también con zonas de monte, terrenos y una serie de núcleos de población cuyos habitantes están muy condicionados por la propia ubicación.

A Fuentegrande, donde todo parece tranquilo, donde parece que la paz siempre se puede encontrar, al contrario que en la bulliciosa ciudad, se traslada a vivir Clara Ibáñez. Intenta superar el fallecimiento de su marido, dirige un modesto periódico local y apenas se relaciona con nadie.

Pero, por supuesto, la calma nunca es perpetua y hay un misterioso crimen que desatará todo tipo de sentimientos y sensaciones en Fuentegrande. Fran Borrego, uno de los terratenientes de la zona que está a punto de cerrar un oscuro negocio con una gran empresa, conocido por todos como una persona de carácter fuerte, en ocasiones problemático y siempre coqueteando con la violencia, aparece muerto cerca del lugar que es uno de los atractivos turísticos de la zona, el pino de roca fría que presidía solitario una de las columnas de la comarca. Ha sido brutalmente asesinado, y unos turistas que ascendían al monte encuentran su cadáver.

El crimen conmociona a toda la comarca y a Clara la sumerge en la necesidad de investigar, de obtener información antes que el resto de la gente y así poder publicarla en su periódico convirtiéndose en la voz que informe a todos los vecinos de los pormenores de este asesinato, de los sospechosos, y de las elucubraciones que pueden apuntar en una otra dirección con vistas a la búsqueda del culpable.

Pero también hay una parte retrospectiva sobre la pérdida de la inocencia, como bien dice el título. Cuando éramos ángeles hace referencia a esa época donde la candidez, la ignorancia de la vida real y la despreocupación, nos hacían tener una visión distinta de lo que era la existencia. Después, el devenir de ésta hace que se abandone la ingenuidad y que vayamos cargando nuestra maleta vital hasta llegar a lo que acabamos siendo.

Tras su debut en la narrativa con La vida real de Esperanza Silva (2013), Beatriz Rodríguez (Sevilla, 1980) consigue con esta su segunda novela, de fuerte carácter coral, que reflexionemos sobre esa pérdida de la inocencia, pero sin dejar ni por un momento de mantener la tensión y el deseo de avanzar hacia el final para obtener respuesta a la gran pregunta de quién, y por qué, asesinó a Fran Borrego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios