www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PARA APRENDER A SER BUEN PADRE

Harry Pater y el pañal filosofal, un manual de supervivencia

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
jueves 17 de marzo de 2016, 18:35h
Martín Piñol presenta un libro para aprender a ser buen padre.
Harry Pater y el pañal filosofal, un manual de supervivencia
Ampliar

Ni un cuco es un reloj del que sale un pájaro a las horas en punto, ni el Predictor es un alien ni el Mclaren es un bólido de carreras que pilota Fernando Alonso. Si tu pareja te dice que vas a ser papá y tú no sabes distinguir entre un moisés y el maxi-cosi necesitas Harry Pater y el pañal filosofal (Planeta), un manual de supervivencia para padres absolutamente inexpertos. Así, no tendrás que leerte los siete libros que te regalarán sobre concepción, embarazo, parto, postparto, crianza y todo lo que rodea al mundo de ser papá por primera vez. Para la segunda vez no hace falta el libro.

Martín Piñol no es un experto infantil ni pediatra, pero es un papá abnegado que decidió hacer un favor al mundo recopilando en un libro todo lo que se debe saber en ese momento de la vida de tu bebé y de la tuya. Con notable sentido del humor, aborda todas las cuestiones que irán apareciendo durante este tránsito.

J.C: ¿Este libro suple a todos los libros que le regalan a uno que va a ser padre?

M.P.: Si, totalmente. Me regalaron muchos libros que no me pude leer, por muchos y por pesados, y decidí hacer una labor humanitaria, sacrificarme por los demás, y hacer un libro definitivo para que nadie tenga que pasar por lo mismo.

Lo tenías muy claro, entonces, ¿no? Hacer un manual de supervivencia para padres novatos…

Si si… y aparte que fuera fácil de leer y fácil de consultar. Que no fuera necesario tener que leértelo todo. Si te interesa sólo un tema, pues ya está, te lees sólo ese. Un libro para los que no tienen tiempo. Los que leen en el váter, pues también.

¿Qué es lo peor de todo el proceso de ser padre?

Lo más gordo es el miedo que se instala en ti porque a partir de este momento siempre existe la posibilidad de que algo salga mal. Que, en principio, todo va bien siempre. Pero tú lo tienes ahí metido. Que la ecografía vaya bien… que no comamos sushi por si el anisakis… cuidado que descanse… que respire bien, no lo pongas para arriba… gíralo para que no se le deforme la cabeza… cosas de estas.

No puedes descansar nunca porque siempre estás en plan protector. Cuando camina, cuidado con que no coja algo que corte; cuando vaya al colegio solo, que no lo atropellen, que no le den droga… Al final, es una preocupación para siempre.

¿Y lo mejor?

Pues todo esto se compensa con la felicidad casi perpetua. Tener a alguien que aunque sea rebelde, sabes que te va a querer mucho siempre y depende de ti. Y al mismo tiempo te hace ver la vida con otros ojos, con un interés renovado, donde una botella de plástico puede ser el mejor juguete y entretenerte tres horas.

También, que estamos todos tan obsesionados con que no he visto la última serie, me falta ir a este concierto y resulta que con una simple botella de agua se puede ser muy feliz.

Ya que lo cuentas en clave de humor, ¿qué crees que es lo más divertido de todo?

Situaciones cómicas para el padre, pocas. Para los que lo ven desde fuera, creo que un padre primerizo intentando doblar un carrito por primera vez es patético para ese padre y muy divertido para los demás. Porque, aunque te digan que es fácil de doblar, que cabe en todos los maleteros o que cabe en todos los ascensores, el día el día es imposible.

En casa hemos cambiado de carrito y durante tres semanas cogíamos taxis de los grandes, de maletero gigante, porque no sabíamos cómo doblarlo. El taxista debía pensar que éramos tontos.

¿Tu mujer se lo ha leído?

Si y le ha gustado mucho. Porque yo ya tengo un filtro especial y sé que lo que ella encuentra muy ofensivo es muy gracioso. A veces me dice que una broma puede ser un poco bestia, pero, en general, le ha gustado y creo que si le ha enternecido a ella, puede enternecer a otras mujeres que se anime a verlo.

¿Crees que le hace la misma gracia a una mujer que a un hombre?

Si la mujer es friki, si. Si no, dirá “muy bien la broma”, pero quiero más información porque ella, por instinto de supervivencia, se toma la maternidad mucho más en serio, se documentan más y van a todas las clases. Ahora hay como un exceso de preparación.

El humor para ellas puede estar bien, pero lo importante es la supervivencia. En cambio, un tío, que se lo mira todo con más pachorra, como desde la barrera, pues te dice que le pongas más chiste y más dibujo, que, si no, no se entera.

Para terminar, ¿cuál sería la regla de oro del futuro padre, qué es lo que debería tener siempre en cuenta?

Quizá, la regla de oro es focalizar siempre todo lo positivo y aprender a dormir poco. Si consigues todo eso es un equilibrio perfecto, porque encontrar una felicidad, un interés renovado, en áreas de la vida que ni te habías planteado, un 10.

En cambio, si estás cansado, pensando en lo que te estás perdiendo, en que no has visto una película o que vas dos semanas tarde con una serie con respecto a tus amigos del Facebook, entonces vives la paternidad desde el rencor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios