www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPATRIADOS

La buena noticia de los españoles en el extranjero

viernes 18 de marzo de 2016, 10:17h
La buena noticia de los españoles en el extranjero
No es lo común que se queden en el país de residencia. Cuando vuelvan será con una experiencia y una formación nuevas, que podrá aplicar en nuestro país y transmitir a otros compañeros aquí. Los beneficios, en principio, superan a los costes.

De nuevo el extranjero es la tabla de salvación de muchos españoles que ven cómo las oportunidades en nuestro país se agotaban a la luz de la alarmante crisis económica. Los primeros datos comparables que tenemos son del primero de enero de 2009, de modo que no sabemos qué ocurrió a lo largo de 2008, primer año de la crisis. Lo que sí sabemos es la evolución desde entonces.

El primer día de 2009 había 1.471.691 españoles en el extranjero. La cifra creció en más de 102.000 personas durante 2009, y en 128.655 en 2010. En los tres años siguientes, el ritmo al que los españoles abandonan su país se mantiene, ya que en 2011, 2012 y 2013 la cifra aumenta en 355.270.

Estos son los años en los que el número de empleos estuvo descendiendo durante la crisis. De hecho, en el cuarto trimestre de 2008 aún estaban empleados 19.856.800 personas, pero en el último trimestre de 2013 eran 16.758.200. Se perdieron por año 619.720 empleos. Durante 2014 y 2015, sin embargo, se ha creado empleo, a razón de 668.000 puestos de trabajo por año. Y, sin embargo, los trabajadores españoles siguen yéndose: Casi 125.000 personas en 2014, y otras casi 122.000 el año pasado. ¿Por qué es esto?

La respuesta más inmediata es que una cosa es que se haya creado empleo, y otra que ese empleo sea el que necesitan los españoles de aquí para no irse, o los de fuera para volver. Además, los sueldos han crecido menos que la inflación. Pero hay más datos en los que fijarse.

Por ejemplo, ¿quiénes se han ido, y a dónde? La última respuesta es muy clara: dos tercios (el 63,1 por ciento, a América. Y el otro tercio (un 33,7 por ciento), a Europa. El resto, un 3 por ciento, se reparte por el resto del mundo. Con respecto de quiénes, hay que apresurarse a dejar claro que sólo un tercio (exactamente un 33,3 por ciento) nació en España, y que tres de cada cinco nació en el país donde reside. Es decir, son españoles por ius sanguini, o por naturalización, y que residen en el país de nacimiento. Por eso es más significativo el aumento o disminución del número de españoles residentes en el extranjero que la cantidad total.

Si el empleo no explica ese aumento, si los sueldos han caído pero tampoco parece explicar esa evolución, ¿qué otros factores pueden contribuir a hacerlo? Por un lado, una cosa es que haya mejorado el mercado laboral español y otra que sea lo suficientemente atractivo como para retener a los españoles con capacidad para trabajar en el extranjero y atraer a quienes viven fuera.

Por otro lado, las grandes empresas españolas, especialmente las concesionarias relacionadas con la construcción y los servicios, han hecho un enorme esfuerzo por implantarse en otros países. Ese esfuerzo es estratégico, y aunque haya sido motivado por una cuestión de supervivencia, tiene voluntad de permanencia. Además, se dan dos circunstancias añadidas. La primera es que la formación de los nuevos trabajadores es más adecuada ahora que antes para desarrollar una carrera profesional fuera. La segunda es que el mercado cada vez es más global, también para los trabajadores.

La prensa ve siempre esos datos como una desgracia, pero no encuentro motivos para ello. Se dice que los españoles han puesto mucho dinero para la formación de estos trabajadores, y ahora es otro país quien se beneficia de ello. Pero quien se beneficia es ese compatriota, que fue el objetivo desde el principio. Y lo que nos debe preocupar, como españoles, es la felicidad de nuestros compatriotas. Por otro lado, España es un país que reclama a sus expatriados; no es lo común que se queden en el país de residencia. Cuando vuelvan será con una experiencia y una formación nuevas, que podrá aplicar en nuestro país y transmitir a otros compañeros aquí. Los beneficios, en principio, superan a los costes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.