www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ: RIDÍCULO ELEVADO AL CUBO

viernes 18 de marzo de 2016, 12:06h
Lo más grave del patinazo de Pedro Sánchez con Alexis Tsipras no es que le pidiera su intervención para ablandar a Pablo Iglesias...

Lo más grave del patinazo de Pedro Sánchez con Alexis Tsipras no es que le pidiera su intervención para ablandar a Pablo Iglesias. Lo más grave es que hiciera pública su intención antes de conversar con el primer ministro de Grecia. ¡Qué bisoñez política! Estas cosas no se hacen así.

De forma discreta y tal vez no directa, sino a través de intermediarios, Pedro Sánchez podría haber planteado a Tsipras su aspiración. Seguramente el griego habría dicho que no a la pretensión del español. Pero nadie se hubiera enterado, evitándose así el ridículo elevado al cubo que ha hecho el señor Sánchez.

El líder socialista, sin embargo, tras anticipar públicamente lo que iba a hacer, aprovechó una reunión internacional para pedir a Tsipras lo que en esas circunstancias el primer ministro no podía aceptar. Y ahí está el resultado. Sánchez ha recibido una bofetada en pleno rostro a la vista de todos. Pablo Iglesias se estará frotando las manos y, en la negociación con el PSOE para la investidura de Sánchez, se mostrará más exigente. Parece mentira que en el gran partido centenario que engrandeció Felipe González no haya habido nadie que le haya hecho recapacitar a Pedro Sánchez sobre lo que es imprescindible en las lides internacionales: discreción y prudencia.