www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS

La cofradía política

viernes 18 de marzo de 2016, 17:20h

Pregón de Semana Santa. «Spain in a day» (Isabel Coixet), ninot indultado. De traca. Pasión, muerte y resurrección de España. ¡Penitencia, Señor! Ten misericordia de todos nosotros, porque no sabemos muy bien lo que estamos haciendo con este país nuestro, donde los nazarenos se han echado a la calle, pero la procesión de los pasos perdidos va por dentro. Lo que va del estado de las cosas, a las cosas del Estado. Quiero pensar, España, que todo lo que se cuenta por ahí de ti es mentira, porque como sea verdad, como me barrunto, no va a quedar rastro de tu sórdida existencia ni en Instagram. Ojalá fuera un simple bache emocional o un mal sueño, pero me temo lo peor. Yo de ti me acogería al derecho a no declarar, como Chaves y Griñán, a ver si mientras tanto expiran las mangancias que se te atribuyen y puedes aspirar, al menos, a cogerte la condicional como Oriolito, uno de los vástagos de la “Sagrada Familia” pujoliana. En Holanda ha abierto sus puertas el primer banco de heces del país. Aquí en lo que viene siendo Iberia, subes la persiana y rebosa el quiosco ibérico de mierda hasta por el cerrojo de la cerradura.«El PP incoa expediente informativo a Barberá». Con un titular así es normal que la Hermandad PePera esté como está, que no tengamos Gobierno, ni oposición, ni país que merezca la pena. El Eccehomo del Santuario de la Misericordia de Borja como metáfora de una nación pintarrajeada, a la que se le ha perdido el respeto. Lo que va de la expulsión de los mercaderes del tempo, a la traición de Judas y las negaciones de San Pedro. Lo mismo va a tener razón Cifuentes cuando sospecha que la sede de Génova está maldita. Liturgia política. Morenés se da el piro. Son días de torrijas, potaje y bacalao. Todos pendientes de su trasero. En la cofradía de la gaviota, Feijóo amaga con abandonar la política y marcharse a Inditex si no le dejan hacer carrera en Madrid. La Xunta de Galicia le sabe a poco, a pesar de que lo tiene a huevo de avestruz tras el esperpento sociata de Besteiro, diez veces imputado, qué putada. Y como nadie le disuade de su farol y le implora ¡No te vayas, Alberto!, el chico se cabrea, enfurruñado, y se queda, resignado, en contra de su voluntad, para volver a ganar las elecciones por incomparecencia del adversario y poder postularse como heredero de Mariano. Preguntarse si debe Rajoy hacer un algo en lugar de quedarse como un pasmarote, esperando a cumplir 73 años como Harrison Ford para volver a ser Indiana Jones, es como plantearse en Australia si debe Fernando Alonso abandonar o no McLaren en la primera carrera, rodando bajo la lluvia de Melbourne, más lento que un canguro estreñido. Y en estas que, ajena a las preocupaciones terrenales del resto de los mortales, la heredera de don Amancio se da el capricho de posar en la playa, tal cual Eva al desnudo, para Mario Sorrenti, otro listo. Lo que se tengan que comer los gusanos… Días de tradición y de traición. Lo que va de la España taurina, a la España cornuda. Fray Pedrooo, fundador de la Orden mendicante del nuevo socialismo, viaja a Uropa para arrastrarse a los pies de Tsipras, a quien pide su intercesión, en plan Celestina griega, a ver si consigue ablandarle el corazón a Pablo el de Posemos (Santiago González). Y Rivera, tal cual dama despechada, cornuda consentida, trata de disimular su afrenta preguntándole a Schz qué hay de cierto de esos rumores que dan por hecho que acabará yaciendo en el catre con Iglesias, que se ha soltado la coleta y se ha cargado al segundo de su segundo, un tal Pascual, y que ha vuelto a mirarse al espejo y a encontrarse de frente con el becerro de oro, víctima de su propia idolatría, mientras Errejón, después del rejonazo, sigue ausente, desaparecido en combate, tratando de recomponer su cuadrilla tras la purga, viviendo en primera persona como penitente descalzo su particular procesión del silencio, en plena ‘operación salida’. Próxima estación: el calvario político. Urge mucho más cambiar al lamentable presidente del Congreso, un tal Patxi, que tener nuevo gobierno. Lo mismo no es el Parlamento lo que hay que disolver, sino España entera, antes de que los paletos de la Gran Catalonia insolvente nos busquen la ruina, empeñados como están en expoliar lo que queda del cortijo. El vice Junqueras viaja al extranjero, capital Madrid, en calidad de refugiado político, para pedirle a Cristóbal trescientos y pico millones de talegos a fin de poder seguir financiando el golpe. Y una vez consumado el enésimo “atraco”, se vuelve a la cueva, en quiebra económica y mental, para contar los billetes y seguir descojonándose desde allí de los ‘números primos’ que seguimos costeándoles esta broma de mal gusto de la independencia, mientras da la orden oportuna para crear una Hacienda propia, que al parecer se va a dedicar a la reproducción de orcas en cautividad. El castillo de conde Drácula, en venta y España en almoneda. Como le ha dicho Zidane a sus chicos malcriados: «Así no vamos a ninguna parte». Sorteo de Champions. De bolas frías, de bolas calientes y de huevones. Ola de calor en Tailandia. Y en Londres, la reina Isabel II, 64 años en el Trono con orejeras, sale de palacio para inaugurar una jaula para los leones en el zoo de Regent’s Park de Jorge IV, otro Príncipe regente, o sea, lo que viene siendo en funciones. En Puerto Rico, el Congreso de la Lengua Española sube el telón con una falta de ortografía, a cuenta de la televisión pública, que rotuló el discurso de Felipe VI con un «Su Magestad». Comienzo a dudar de que en la tumba de Tutankamón haya cámaras ocultas junto al sarcófago, al otro lado del pladur. Me pregunto, compadre, por qué no acabamos con esta farsa y convocamos elecciones de una puñetera vez.

José Antonio Ruiz

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios