www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO

Pedro Tedde: El Banco de España y el Estado liberal (1847-1874)

domingo 20 de marzo de 2016, 17:46h
Pedro Tedde: El Banco de España y el Estado liberal (1847-1874)

Banco de España/ Gadir. Madrid, 2015. 24 €.

Por Alfredo Crespo Alcázar

El historiador y economista Pedro Tedde nos ofrece una obra en la que, teniendo como objeto de estudio principal el Banco de España en el periodo comprendido entre 1847-1874, proporciona al lector un cuadro completo de la España de la segunda mitad del siglo XIX.

Desde el punto de vista estrictamente económico y financiero, se observará la excesiva capacidad del Estado (esto es, de los diferentes gobiernos) para endeudarse, entre otras razones por la carencia de una política económica racional, formando las crisis parte fundamental del paisaje de la época.

Al respecto, el autor muestra una sobrada capacidad para unir el contexto político (prolijo en revoluciones, pronunciamientos y conspiraciones palaciegas) y el económico. Ambos se influyen mutuamente, formando un todo ordenado y coherente. En consecuencia, además de referencias a fenómenos estrictamente económicos, hallamos una completa disección de los partidos políticos y gobiernos de la época y, en particular, de los ministros de Hacienda, entre los cuales predominaban las ideas y criterios proteccionistas frente a los liberales.

No obstante, se produjeron algunas excepciones a esta premisa general, como la de Laureano Figuerola, cuya reforma arancelaria contó con el apoyo de Juan Prim y con la oposición de la clase empresarial catalana (liderada por Juan Güell y Ferrer). En opinión de Figuerola, influido a su vez por teóricos del liberalismo como Adam Smith, David Ricardo y Frédéric Bastiat, el libre cambio era la herramienta y el camino para la modernización de las obsoletas estructuras económicas españolas.

La investigación realizada por el profesor Tedde exige calificarse de minuciosa y sobresaliente, apelativos que se aprecian en la facilidad con que maneja multitud de nombres propios, asocia conceptos e interpreta gráficos con los que nos acerca cifras y datos. Además, cabe precisar que no abusa del metalenguaje característico de la ciencia económica, lo que facilita la lectura y no restringe el número de lectores potenciales.

Igualmente, conocedor de la cantidad de nombres, organismos, instituciones, leyes y reglamentos que ofrece, los ordena al final de la obra en un índice onomástico que rezuma, al igual que la bibliografía y las fuentes consultadas, abundancia. Una galería de ilustraciones y retratos completa este formidable trabajo enriqueciéndolo más si cabe.

Otro aspecto que favorece la comprensión de la obra es su división en tres grandes partes que siguen un orden cronológico. Asimismo, cada una de ellas está guiada por un aspecto al que otorga la escarapela de actor principal. En efecto, si en la primera parte tal rol le corresponde a Ramón Santillán (y en menor medida a Bravo Murillo, Espartero o José Salamanca), la segunda se centra en las crisis financieras de los años sesenta, y la tercera en el sexenio revolucionario y su incesante goteo de gobiernos.

Igualmente, Pedro Tedde de Lorca explica con rigor la irrupción de un buen número de Bancos de provincias, pasando después a analizar cómo fueron las relaciones (las cuales en muchas ocasiones adoptaron la forma de conflicto) que aquéllos mantuvieron con el Banco de España, entidad con la que se acabaron fusionando muchos de ellos.

En definitiva, una obra que a través de una magistral combinación de historia, política y economía, explica los orígenes de una institución fundamental en nuestros días como es el Banco de España, insertándolo en el contexto en el que inicialmente se desarrolló y que, en cierta manera, provocó su nacimiento e influyó en su devenir posterior.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios