www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL TORO EN MÉXICO

Vamos a la carga, que esto es la guerra

lunes 21 de marzo de 2016, 11:49h
Vamos a la carga, que esto es la guerra
Mientras que España fue cimbrada no solamente en lo más profundo y popular de su esencia... Por Bardo de la Taurina.
Mientras que España fue cimbrada no solamente en lo más profundo y popular de su esencia taurina con la mega manifestación valenciana, sino también y eso es lo más importante, fue alcanzados varios de los objetivos centrales que lo eran y lo siguen siendo; el primero llegar hasta donde nace el trueno en pro de la devastación de la fiesta y todavía más relevante es que se tocaron las fibras de los que piensan contrario al ritual de la tauromaquia, lo que sin duda ha provocado un movimiento de conciencias y hasta un despertar de las mismas en algún porcentaje, respecto no solo a las corridas de toros sino a lo más amplio de la cultura y las tradiciones que lo es en conjunto la Fiesta Brava.

Algunas reacciones se esperan y es natural que así sucedan y brincaran por donde menos se espera debido esto a que el movimiento destructivo goza de varias facciones o frentes, algunos inidentificados y otros no, entre de los que se tiene conocimiento está desde luego el exhibicionismo del enfermo y trastornado por el síndrome de la notoriedad a costa de lo que sea el argentino Leonardo Anselmi, quien presumiblemente no es más que la punta visible del iceberg pues es presumible que el movimiento nace en Suiza bajo el auspicio de la fundación F. F. W. la que a la vez está relacionada con activistas profesionales.

Otro de los antifaces no solo en España sino en México, es el que se ponen o bajo la careta con la que se esconden políticos y parlamentarios dobles caras y es que unos son los que asoman la jeta y otros los que los mandan a que lo hagan, esto bajo una ecuación maquiavélica y que se resume a granjearse votos en favor de tal o cual partido sin importar la ideología ni nada que no sea la simpatía de los adeptos en las urnas.

Los activista profesionales son en realidad ‘la bola’ los pelados que en tierra azteca se alquilan para manifestarse en cualesquiera de los grados pa’ los que se les contrate pues estos ‘borregos’ van desde los perdedores de tiempos, los huevones, hasta los anarquistas que son unos de los más violentos o incendiarios como verbo y gracia los que trataron de quemar el portón del Palacio Nacional Mexicano y otros más que por fortuna están aún agazapados pero que podrían aparecer, son los francotiradores los que no hace falta decir hasta qué extremo puedan llegar, no solo de deseos como lo han manifestado públicamente, deseando la muerte de toreros heridos sino de algo peor, porque el fanatismo es catastrófico y si no recordemos la lucha cristera.

Y claro existen quienes velan por el bienestar de los animales de dos patas y de cuatro y hasta de cien, dentro de estos existen incluso muchos amantes de la Fiesta Brava, quienes incluso, están a favor de regular más sensatamente las corridas de toros, por ejemplo: evitando que los animales sean manipulados de sus cornamentas arteramente pues eso implica una confrontación en desigualdad de circunstancias, por cierto el otro día dentro del sistema colectivo de transporte el Metro una persona a quien en lo personal no tenía el gusto de conocerle y a quien agradezco me lea, me decía me decía en forma por demás correcta; que a los toreros, como se hace en otros deportes, incluso los olímpicos se les debería de aplicar el antidoping previo o posterior a las corridas, la idea no suena descabellada incluso por el bien de otros espectáculos, la medida se debería de ampliar a las presentaciones de los conocidos como faranduleros.

Otra de las preocupaciones por los cambios que serán bienvenidas es; el limitar el número de veces en las que un torero de espadas se podría tirar a ejecutar la suerte suprema y más aún la del descabello, aquí el problema es que las modificaciones se antojan casi imposibles de aterrizaje, dado que aquí por principios de cuentas se ignora quien o quienes le tienen que meter manos a la obra y la incredulidad crece si nos preguntamos ¿Por qué en años no han modificado el obsoleto reglamento de la nueva Ciudad de México?

El caso es, que en el país de la aguilucha y la víbora, ya anda el runrún de que quieren calcar o imitar la desbordante manifestación de Valencia en favor de la Fiesta de Toros y Toreros, ¡ojo! en favor de la fiesta no del exhibicionismo de unos cuantos, más la dificultad o más bien en plural se presentaran en varias vertientes, por ejemplo; el que la tauromaquia mexicana carece de líderes en todas las líneas, (le extrañamos Don Antonio Ariza) verbo y gracia la ausencia de un personaje popular de credibilidad y arrastre dentro de los medios de comunicación para convocar, ¿Quién va encarnar el papel crucial que jugo Enrique Ponce?, ¿Dónde hay una porra o peña de peso?

A pesar de que nadie me ha pedido ni me pedirán que dé ideas, pero tampoco nadie me ha dicho que no lo haga, ahí les van algunas sugerencias o más bien nombres de quienes deberán de estar al frente de este movimiento, el cual déjenmelo decirlo, no es una idea de ningún medio de comunicación ni conductor alguno, esto proviene de Don Pablo Huerta el jerarca de la cofradía de Las Alturas y no es a nombre del grupo sino dé el mismo en lo personal y qué bien que así sea, pues con ello el movimiento dejara de ser elitista y se volverá popular habiendo nacido en el mismísimo barrio bravo de Tepito.

Los nombres idóneos para encabezar el movimiento deberán de provenir de personajes de todos los sectores, pero eso sí, populares pues solo ellos serán el imán que jalen a las masas, así que ahí les van algunos nombres comenzando con el ajonjolí de todos los moles ‘El Gigante Pequeño’, Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’, Rafael Gil ‘Rafaelillo’, Miguel Cepeda ‘El Brecó’, y a como dé lugar tendrán que conseguir que Pepe Tomy / José Tomas y Pablo Hermoso de Mendoza por sus nexos con México estén ahí, por los ganadero deberán de estar los criadores de bravura y trapío pues los de la otra línea no tienen credibilidad y por ello no ayudarían, de los empresarios es imprescindible que este Don Alberto Bailleres pues su presencia hará que los medios de las finanzas y el poder volteen a hacia el movimiento, así mismo tendrán que pasar lista de presente aquellos que puedan mirar a los ojos, la prensa tiene que estar representada por las tintas creíbles, en representación de los aficionados se hará necesaria la presencia del Dr. Juan Ramón de la Fuente pues con su presencia los jóvenes universitarios y los medios políticos verán pa’ acá, que es de lo que se trata. Además personajes de lo popular como Rafael Inclán, Emmanuel, José María Napoleón e incrustado en la organización el popular Carlos Millet ‘El Llámele’, y como orador ahí esta Don Pancho Contreras.

Habrá que sumarle a la prensa temática, la de taurinos como Rafael Cardona, Joaquín López Doriga, Carlos Loret de Mola, y Leopoldo de la Rosa el del programa de Brozo, pues ellos serán las piezas claves para que el movimiento llegue a los oídos y miradas de los políticos comenzando con el Presidente de la República que son los que pueden decretar de una vez por todas que la Fiesta Brava sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación y que su regularización quede adscrita a la Secretaria de la Cultura y que de una vez sea creada la dirección de Tradiciones y Fiestas Populares, en donde quedarían desde luego la Fiesta Brava, la Charrería, las Peleas de Gallos por citar algunas.

A todos ellos se deberán de sumar los importantes programas de la televisión por internet los que ya sabemos cuáles son y también los de los lunes, y la radio en donde aunque saltedaditas existen voces macizas así como los portales serios y confiar en que las redes sociales se desborden.

Y no descartar la idea que hagan acto de presencia políticos de la estatura del Lic. Felipe Calderón, Jesús Ortega, Manlio Fabio Beltrones, Jesús Sambrano quienes con su presencia en las barreras han demostrado su gusto por la fiesta.

Y solo recordar que la fiesta es brava y no mansa, es roja y no rosa, así que nada de demostrar nuestra decencia, y por lo tanto no hay que tratar a los anti taurinos con palabritas, educación, diálogo y respeto, no se lo merecen, porque ellos son los agresores y por ende los ojetes.

¡Ah! y ahí me platican si se rebasaron las 40,000 almas que se congregaron en Valencia, esto porque nunca las segundas puestas en escena han resultado exitosas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios