www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

UNIVERSIDAD NACIONAL AUSTRALIANA

Detectada por primera vez la onda de choque de una supernova

EL IMPARCIAL
martes 22 de marzo de 2016, 16:07h
Astrónomos han detectado por primera vez la onda de choque emitida por el núcleo de las supernovas o estrellas en explosión. Según el equipo responsable del hallazgo, el estudio de este fenómeno permitirá conocer más acerca de la creación del Universo.
Un equipo internacional de astrónomos ha capturado los primeros minutos de dos estrellas en explosión (supernovas) y, por primera vez, ha podido detectar una onda de choque generada por el colapso del núcleo de una de las estrella.

Según informa la Universidad Nacional Australiana (ANU) en una nota de prensa, se encontró esta onda de choque en la supernova más pequeña. La importancia del hallazgo radica, según la nota, en que servirá de ayuda para entender estas explosiones complejas que crean muchos de los elementos de los que se compone el Sistema Solar, la Tierra e, incluso, los seres humanos.

"Es como la onda expansiva de una bomba nuclear, pero mucho más grande y sin que haga daño a nadie", explica el doctor Brad Tucker, de la Escuela de Investigación de Astronomía y Astrofísica de la ANU. Cuando su combustible se agota, el núcleo de las estrellas se colapsa y explotan: es la muerte de la estrella. Esta explosión o supernova emite un brillo que sobresale en toda la galaxia, dura varias semanas y puede incluso llegar a verse desde galaxias lejanas, lo que ha ayudado a los astrónomos a aprender mucho sobre la estructura a gran escala del universo. Sin embargo, se sabe muy poco acerca de las primeras etapas de estas explosiones.



La investigación, publicada en la revista Astrophysical Journal, versa sobre las explosiones de dos estrellas en su vejez, las conocidas como supergigantes rojas. Cuando el núcleo de una estrella se colapsa forma una estrella de neutrones, emitiendo una cantidad de energía que se propaga en forma de esta onda. Esta "onda de choque" viaja a una velocidad de entre 30.000 y 40.000 kilómetros por segundo y causa la fusión nuclear que crea elementos pesados, tales como oro, plata y uranio.

Los astrónomos han logrado detectar esta onda de choque en la estrella más pequeña, de un radio 270 veces el del sol, que se ha manifestado como un pico en la luz emitida por la explosión en los primeros días.

En la segunda estrella, una súper gigante de radio 460 veces el del Sol, no se pudo detectar la onda de choque pero, según apunta Tucker, todo indica que también debió haberse producido. "La estrella era tan grande que la onda de choque no viajó todo el camino hasta la superficie", dijo.

La observación de este fenómeno ayudará a los astrónomos a afinar su comprensión sobre cómo el tamaño y la composición de la estrella afecta a los primeros momentos de su muerte explosiva. "Realmente estamos sondeando el proceso de voladura," dijo el Dr. Tucker. "Las supernovas crean los elementos pesados ​​que necesitamos para sobrevivir, como el hierro, el zinc y el yodo, por lo que estamos aprendiendo, en el fondo, acerca del proceso por el que hemos sido creados."

La investigación ha sido desarrollada por la ANU, la Universidad de Notre Dame, el Instituto de Ciencia del telescopio espacial, la Universidad de California y la Universidad de Maryland.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios