www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EFECTOS DE LOS ATENTADOS

Bruselas: las verdaderas consecuencias económicas

miércoles 23 de marzo de 2016, 10:47h
Bruselas: las verdaderas consecuencias económicas
Aunque las consecuencias personales son las más importantes tras los brutales atentados de Bruselas, estos son los efectos de segundo orden, el económico.
El islamismo ha vuelto a causar muertes, y heridas. Ha zarandeado a Europa en pleno corazón. Las consecuencias puramente personales son las más importantes y las que más duelen. Pero en estas crónicas tenemos que prestar atención a los efectos de segundo orden, los del ámbito económico. ¿Qué efecto tendrán estos nuevos atentados?

En parte, ya los estamos viendo. Las areolíneas han visto cómo su cotización en bolsa se desplomaba. Las cadenas hoteleras han sentido el mismo impacto. Europa es un continente muy goloso para el turismo internacional, y la constatación de que es también un objetivo para los atentados masivos del ISIS hace pensar que gran parte de ese mercado se arrugará, y el negocio caerá.

Por otro lado, y también dentro de lo que estamos viendo estas horas, la creación de riqueza se ha detenido. La ciudad de Bruselas ha suspendido la actividad de su aeropuerto, la movilidad dentro de la misma es un caos, y eso implica que una miríada de planes y acciones programadas, que formaban parte del proceso diario de creación de riqueza, se detienen. Ahora bien, eso no quiere decir que todo se haya perdido, ya que algunas de estas acciones símplemente se posponen, y continuarán sus efectos en los días venideros.

¿Hay más elementos que tener en cuenta? Para acercarnos a esta cuestión, vamos a ver qué consecuencias, en el ámbito económico, han tenido los atentados de París del pasado mes de noviembre. Antes de los atentados, el Tesoro Francés había estimado que el PIB, en el cuarto trimestre del año, crecería un 0,4 por ciento. Si acudimos a los últimos datos recabados por Eurostat, resulta que creció en esos tres meses un 0,3 por ciento: una pérdida de un euro por cada mil de PIB. ¿Y la confianza del consumidor? En los meses anteriores a septiembre, la confianza rondaba los 93-94 puntos. En septiembre subió a 97, dato que repitió en noviembre y enero. El último dato, que es de febrero, está en los 95 puntos. No se puede decir que haya afectado.

Investment Europe entrevistó, en su momento, a varios responsables de fondos de inversiones y el mensaje generalizado era el mismo: no tendrá efectos apreciables sobre la inversión. Tampoco es previsible que afecte a la provisión de servicios o, ni siquiera, a la economía industrial. Sólo una sucesión constante y sistemática de atentados terroristas en ámbitos como la energía o el transporte podría mermar el ritmo de producción, y por el momento no han demostrado tener esa capacidad. Incluso la respuesta de las bolsas está lejos de ser catastrófica, y parece más una reacción de cautela que de pánico. Normalmente, recuperada la normalidad en la calle, se recobra también en los parqués.

Luego consecuencias económicas directas e indirectas, sí tiene un atentado de estas dimensiones, pero no son suficientes para detener, o ni siquiera ralentizar, la recuperación económica. ¿Quiere ello decir que los atentados terroristas, incluso estos de gran alcance, no pueden tener riesgos a largo plazo? No. Pero esos riesgos no provienen de la detención del entramado de decisiones que genera riqueza, sino de otro ámbito: el de la política.

En el ámbito interno, se pueden adoptar nuevas medidas de control para evitar atentados. Algunas de ellas suponen un coste adicional. Por otro lado, el origen de los terroristas, que ya está generando debate, lo recrudecerá muy probablemente. Puede que aumente la presión sobre la llegada de inmigrantes ilegales, y hay medidas que aún parecen inasumibles, pero que podrían convertirse en cotidianas, como el espionaje de barrios enteros, tomados por poblaciones musulmanas, y deportaciones constantes. Por último, los socios de la Unión Europea podrían plantearse una reorientación de su política exterior. No sería más que cuestiones de medida, no de categoría, pero Europa podría jugar un papel mayor en el intento de la comunidad internacional de acabar con Estado Islámico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.